Perdonar, agradecer y amar, las acciones que engrandecen a los adultos

Llevar a la práctica estos valores es la síntesis de una antigua técnica nacida en Hawai llamada Ho´oponopono. Esta enseñanza milenaria fue desarrollada por la tribu Kahuna, los primeros en habitar el archipiélago del Pacífico.

En la infancia, los adultos enseñan. Aquellos niños se hacen grandes y construyen una memoria que poco a poco olvida lo esencial, las acciones que revelan el verdadero sentido de la vida.

Cecilia Richard, es una escritora argentina que, en su libro "Manual para vivir Ho´oponopono", invita a los adultos a volver a las fuentes y así ejercer 4 acciones que enaltecen la condición humana: “Lo Siento. Perdoname. Te amo. Gracias".

Llevar a la práctica estos valores es la síntesis de una antigua técnica nacida en Hawai llamada Ho´oponopono. Esta enseñanza milenaria fue desarrollada por la tribu Kahuna, los primeros en habitar el archipiélago del Pacífico.

Por definición el término nace de la palabra Ho`o cuyo significado es hacer, causar y revelar; pono se traduce en orden perfecto y nuevamente pono, cuya reiteración no es casual ya que alude a repetir este símbolo tanto en el aspecto emocional como físico.

Richard, una estudiosa e investigadora de esta cultura, elaboró un manual en el cual insta a la sociedad del siglo XXI a resignificar sus palabras, emociones, acciones y actitudes en la vida adulta, asumiendo la responsabilidad de sus discursos y de sus actos como un todo inseparable.

Esta filosofía plantea que los individuos construyen su vida a partir de experiencias acumuladas en su proceso existencial como seres materiales. Entonces, es el adulto quien debe pedirle perdón al su niño interior.

“En la mente subconsciente guardamos las memorias erradas: Ese es nuestro niño, que sufre, que llora, porque lleva esas memorias que nos hacen actuar en forma equivocada", explica Richards.

Pero además del dolor, los seres humanos también se rigen por las memorias de la “carencia” como “no me alcanza“; “no sé si llego a fin de mes“, frases que se piensan y se dicen "en forma latente, son tóxicas y nos hacen daño", señala.

En su libro, Cecilia Richard explica como llevar a la práctica las técnicas del Ho´oponopono que contribuyen a borrar todas aquellas memorias que dificultan las buenas emociones y finalmente, la realización de la felicidad en las personas.

"Guardamos algunas memorias que no siempre son buenas y que nos son trasmitidas a los adultos cuando somos niños”, puntualizó. La solución se encuentra en la responsabilidad, en la acción de hacerse cargo de los errores propios y pedir perdón y también tener la enorme grandeza de saber perdonar.

Estas emociones optimizan y conducen a enaltecer la condición humana. “El responsable acciona, actúa y hace", sintetiza la autora.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción