Oscura Materia

Historicismo, con el espíritu del libro «Historias con semilla que pueden cambiar al mundo», de Claudio Penso

El universo es inmenso, enigmático. Como en un escenario mágico, lentamente se va descorriendo el telón. Al igual que en el célebre Teatro Negro de Praga, se perciben algunos efectos, aunque los cuerpos no puedan verse, no significa que no existan.

John Adams y Urbain Le Verrier observaron que Urano tenía un movimiento que desafiaba las leyes de Newton. Pese a que no podían verlo, estimaron que existía otro planeta que estaba en perfecta sincronía gravitatoria. Calcularon su posición y la noche del 23 de septiembre de 1846 pudo ser observado con un telescopio. Su nombre: Neptuno.

Otro científico, en la misma época, advirtió que la estrella más brillante llamada Sirio, se movía en forma sinuosa como si algo la tironeara. Tiempo después, se logró detectar una estrella compañera, mucho más débil pero con masa similar. Ambas orbitan una alrededor de la otra, pero a simple vista Sirio parecía bailar un vals a solas.

¿Cuál es el nombre de aquello que los astrónomos no pueden ver, pero que es evidente por su atracción gravitatoria sobre otros cuerpos celestes? Materia Oscura.

En nuestra vida y con nuestros proyectos, todo el tiempo observamos hechos que solos pueden desconcertarnos. No responden a nuestra lógica, lo cual no significa que no la tengan. A veces están entramados con cosas que simplemente no podemos ver o comprender, pero existen.

Nuestra materia oscura es el aspecto que no podemos percibir. El desafío es avanzar en el uso de mejores “telescopios” y aceptar que siempre existirá.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Claudio Penso Consultores