Norma Leandro y una clase maestra de solidaridad

Ayudar a los que más sufren es su principal escenario. Dónde la luz no brilla, dónde las cámaras no llegan, dónde no hay aplausos, ni puestas en escena, Norma Aleandro eligió poner el cuerpo y el alma a la solidaridad.

22 de junio 2013.

Cuando en la Argentina se piensa en una actriz de excelencia, su nombre surge como un inevitable. Norma Aleandro es un estandarte de la historia teatral y cinematográfica argentina.En 1986 ganó el Óscar con la Historia Oficial, la primer película argentina en ser galardonada por el máximo reconocimiento de la industria del cine y además, 1989 la Academia la nominó como mejor actriz por su rol protagónico en “Gaby, a true story“ , siendo la única argentina elegida para participar de esta histórica terna.

Norma Aleandro, posee el reconocimiento internacional pero además es profeta en su tierra. Los argentinos encuentran en su actuación, sus gestos y sus palabras la perfecta sutileza que define a los actores que trascienden sus propios personajes y se convierten en clásicos que superan el tiempo y el espacio de un contexto histórico determinado. Ella es una artista que ha logrado el perfecto equilibrio que todo ser humano ansía en su vocación, el éxito y el prestigio.

Su figura es un modelo y un sueño a conquistar para todos aquellos que anhelan convertirse en referentes de la actuación. Pero, Norma Aleandro posee otras cualidades y virtudes que ejerce en silencio, en sitios en dónde no hay luces, guiones, cámaras, escenarios o puestas en escena. Allí donde la realidad ejerce su fuerza, la actriz más premiada y reconocida del país, hace ejercicio de una clase maestra de solidaridad.

• Una acción a la altura de sus protagonistas

Convocada por Médicos Sin Fronteras Argentina, Norma Aleandro participa con la emblemática organización mundial a través de diversas campañas y acciones que estimulan la toma de conciencia acerca de la prevención de enfermedades y además, son un llamado de atención a los gobiernos sobre la importancia de invertir en una mayor equidad y acceso a los tratamientos vinculados a la salud. Norma Aleandro es la cara visible de la campaña “Los Enfermos Olvidados” que denuncia la lucha invisible y silenciosa de millones de víctimas en los 5 continentes que padecen enfermedades excluidas de las prioridades sanitarias de los Estados de todo el mundo.

La actriz argentina protagonizó un spot televisivo y radial y se involucró activamente en las acciones de Médicos Sin Fronteras para visualizar la problemática de las personas que sufren 6 patologías olvidadas: malaria, sida infantil, tuberculosis, kala azar, Chagas y la enfermedad del sueño, que hoy producen más de 8.000 muertes diarias. En el marco de su campaña, Norma Aleandro explica que todos estos fallecimientos se deben a la ausencia de tratamientos o precariedad de recursos para acceder a los mismos, por parte de los sectores más vulnerables que padecen estas enfermedades en la Argentina y en el mundo. Es decir, lo más importante del mensaje es que si todas las personas tuvieran la posibilidad de acceder a los tratamientos y se desarrollaran nuevos fármacos acordes a las condiciones del mundo en desarrollo, estos fallecimientos serían evitables.

La campaña protagonizada por Norma Aleandro se titula “Yo no olvido” y visualiza el sufrimiento innecesario que padecen millones de personas en todo el mundo, provocado por estas enfermedades generalmente ignoradas, e invita al público a informarse y comprometerse con la causa, con el fin de llamar la atención a los Estados de todo el mundo para mejorar las condiciones de salud de los sectores sociales más vulnerables. A través de Médicos Sin Fronteras, la actriz argentina también llama a incorporar estas 6 enfermedades a las agendas de la investigación farmacéutica y de los medios de comunicación, con el fin que la sociedad comience a tomar conciencia de su importancia.

El mensaje es claro y contundente: se estima que el 90% del gasto mundial en investigación médica se concentra en los problemas de salud que afectan a menos del 10% de la población mundial, siendo además el 10% con mayores recursos económicos. Norma Aleandro se propone junto a Médicos Sin Fronteras, rescatar a las víctimas de la invisibilidad y el olvido. Ayudar a los que más sufren es su principal escenario. Dónde la luz no brilla, dónde las cámaras no llegan, dónde no hay aplausos, ni puestas en escena, Norma Aleandro eligió poner el cuerpo y el alma.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Eugenia Plano | www.vidapositiva.com