Merhan Karimi Nasseri, el iraní que inspiró a Spielberg

Fue la vida de Merhan Karimi Nasseri la que se narró en la película “La Terminal” y que, aunque tiene tintes surrealistas, tristemente fue un caso real.

Conocido como Sir Alfred, estuvo durante 18 años viviendo en el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle. Sir Alfred recordaba con exactitud el día que llegó al aeropuerto. ”Fue el 8 de agosto de 1988, iba a Londres, pero me rechazaron la entrada porque no tenía pasaporte”. Desde entonces vivió en el subsuelo del aeropuerto, con sus cajas, maletas y libros.

El tiempo no le hizo hecho perder un ápice de coquetería e iba pulcramente afeitado y con su buen bigote recortado. Cuando llegaba el momento de hacerse unas fotos, sacaba con toda naturalidad un espejito y un peine blanco.

Fue desterrado por el Sha iraní debido a que había participado en las protestas contra su régimen, así que lo montaron en un avión sin pasaporte ni otros documentos en un alarde de democracia. Terminó llegando al aeropuerto de Londres donde las autoridades le negaron el derecho de asilo y a partir de entonces estuvo viajando de ciudad en ciudad por media Europa durante cuatro años, sin conseguir asentarse en parte alguna.

Terminó llegando al aeropuerto parisino donde se "instaló" por una buena temporada y, aunque en el año 1991 recibió por parte del gobierno francés un permiso de residencia, fue rechazado por nuestro protagonista. Ya no se sentía ciudadano de sitio alguno, la Terminal era su vida.

Tanto el médico como el cura del aeródromo se encontraban entre sus mejores amigos. “Le da miedo abandonar la burbuja en la que ha vivido estos años”, certificaba el doctor jefe médico del aeropuerto.“Tiene sus papeles en regla, medios económicos, pero no quiere irse porque su vida ya es el aeropuerto”. Hay que recalcar que recibió de Spielberg la cantidad de 300.000 dólares por los derechos de su historia.

Los mimos de unos y otros le procuraron el alimento, la vestimenta y hasta la lectura, sin olvidar la prensa diaria. A pesar de su ya lógico desequilibrio nunca perdió su dignidad...

Protagonizado por Tom Hanks en el filme de Steven Spielberg, este hombre ni se llamaba Víktor Navorski ni era ciudadano -claro está- de la ficticia Krakozhia, aunque por lo demás la historia cinematográfica se aproxima bastante a la verdad. Porque la película es excelente, no hay dudas, y las actuaciones, de primera. Pero una cosa es con gorra y otra con bombín. Una historia, además, de racismo, xenofobia, e indolencia, porque quedaría por ver si en igualdad de circunstancias, un ciudadano del Norte opulento habría llegado a sufrir tamaña infamia.

Lo último que se supo sobre él fue que finalmente, en 2006 fue trasladado a un hospital donde recibió las atenciones de la Cruz Roja francesa del aeropuerto Charles De Gaulle y luego fue acomodado en un hotel cercano a la terminal aérea, hasta que el 6 de marzo de 2007, “fue transferido al centro de recepciones Emmaus en el distrito 20 de Paris”. Después, el silencio...

Fuente: http://felixcasanova.blogspot.com.es/2010/11/merhan-karimi-nasseri-el-irani-que.html

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Autor: Felix Casanova