Luego de 655 años, liberaron a un granjero suizo de pagar por un crimen que no cometió

La Justicia helvética determinó la nulidad de un pacto en el que una familia se comprometió a mantener prendida una lámpara "por los siglos de los siglos". La promesa se había hecho en el siglo XIV en compensación por un asesinato

Por i Profesional.com

Última actualización: 09/01/2013 7:01:20 pm

La historia lo cuenta sin muchos detalles. Todo comenzó aquel fatídico siglo XIV cuando un tal Konrad Mueller mató a un tal Heinrich Stucki. Para expiar la culpa y evitar una venganza por parte de la familia de la víctima, Mueller prometió pagar para mantener encendida una lámpara por los siglos de los siglos, informó BBC Mundo.

Una promesa es una promesa y eternamente es eternamente. De ahí que la iglesia local, de la parroquia de Naefels, le estuvo cobrando religiosamente unos 70 francos suizos (unos u$s76) anuales a los dueños de la tierra que una vez fuera de Mueller.

El dinero se usaba para comprar las velas y el aceite de un santuario al interior de la iglesia, aún cuando hace ya largo rato que nadie recuerda quiénes eran Muller o Stucki, ni por qué todo terminó de manera tan desafortunada.

El asunto se había convertido en una tradición. Pero un día la iglesia de Naefels quiso registrar el arreglo formalmente con la municipalidad.

Ahí fue cuando el asunto dejó de hacerle gracia al granjero. Y es que, según rezaba la "letra pequeña del acuerdo", si dejaba de pagar tenía que entregarle sus tierras a la iglesia.

Según informó la radio pública suiza, RTS, el afectado no siguió el ejemplo de Muller tratando de acabar con la vida del párroco -con lo cual, uno podría especular, habría extendido su deuda por una doble eternidad- pero sí plantó firme protesta.

Entonces la iglesia presentó queja ante un tribunal del cantón de Glaris. El resultado: un clásico caso del tiro que sale por la culata. El tribunal determinó que las prácticas del siglo

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

http://legales.iprofesional.com/notas/