Los Esteros del Iberá, el paraíso en su máxima expresión

Conocer desde adentro el alma de uno de los sitios más impactantes del continente hoy es posible

Su reserva natural fue creada por la provincia de Corrientes en 1983 y su belleza y extensión son únicas en el país. En total abarca unas 1.300.000 hectáreas signadas por paisajes naturales de bosques, cañadas y sus emblemáticos esteros.
 
El valor agregado de los Esteros del Iberá en la actualidad es su accesibilidad, ya que en el 2011 se optimizaron los caminos a través de dos portales, situados al oeste y el norte de la provincia.
 
El exponencial crecimiento de turistas que desde hace dos años visitan la zona se debe fundamentalmente a la creación de accesos directos a los esteros que se caracterizan por contener una de las reservas ecológicas más importantes de Latinoamérica.
 
Los Esteros del Iberá cuentan con la presencia de unas 85 especies de mamíferos, 35 de reptiles y alrededor de 45 anfibios. Además, existen aproximadamente unas 360 especies de aves, de las cuales más del 90% son autóctonas de la zona.
 
Su población animal nativa incluye un gran porcentaje de especies en peligro de extinción, siendo los Esteros del Ibera una región fundamental en el cuidado, respeto y preservación de la fauna a nivel mundial.
 
Algunas de las especies propias de la zona son el ciervo de los pantanos, el venado de las Pampas, el lobo de crin o aguará guazú, el yacaré overo, boa curiyú y los monos aulladores. Todos estos animales se encuentran bajo el amparo y protección oficial del Gobierno de la provincia.
 
Conocer desde adentro el alma de uno de los sitios más impactantes del continente hoy es posible a través de un primer acceso ubicado en el Parque San Nicolás por donde se accede a la reserva y se pueden realizar distintas actividades como avistaje de especies animales y paseos en canoa.
 
El segundo acceso se realiza a través de ciudad de Ituzaingó. Allí se encuentran cordones arenosos del norte del Iberá, a los cuáles se llega a partir de un camino de 25 kilómetros que recorre sus estancias ganaderas, pastizales, cañadas y pequeñas lagunas.
 
En la zona de Cambyretá el visitante podrá conocer el verdadero espíritu de la provincia a través de sus campos, esteros, fauna y flora que se expresa a cada paso.
 
Las actividades que definen a la región se distinguen por su multiplicidad. Además de disfrutar de la belleza del paisaje el visitante puede realizar recorridos a pie, a caballo o en bote, y así, encontrarse paso a paso con yacarés, carpinchos, monos aulladores, ciervos de los pantanos, chajás, zorros y cigueñas jabirú, entre otros.
 
La naturaleza en su máxima expresión, en el norte de la Argentina es una misión posible y accesible.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano