La vida se disfruta más después de los 40

Cómo atravesar los cambios hormonales, típicos de esta etapa de la vida, de la mejor manera.

Para quien aún no los cumple, 40 años parecen una gran cantidad de años. Sin embargo, cuando las mujeres llegamos a esta edad, nos damos cuenta que la vida ha transcurrido en un abrir y cerrar de ojos.

A partir de los 40 seguimos siendo activas, ya tenemos un gran camino recorrido; nos volvemos especialistas en un sinfín de temas… somos profesionales, los hijos tienen una edad en la que son más autosuficientes, tenemos amigas y podemos disfrutar la libertad de ser mujeres. En fin, somos adultas plenas y en condiciones de arrancar una nueva etapa.

También es cierto que a esta edad comenzamos a experimentar cambios hormonales, que a pesar de sentirnos bien, hay algo en nosotras -al igual que en la adolescencia- que no sabemos explicar.

Podemos sentir depresión, insomnio, vista cansada, aumento o pérdida de peso sin razón, visitamos el baño más seguido y perdemos densidad en la masa ósea.

Por todo esto es muy importante cuidarnos y saber que este es un proceso natural en la vida de todas las mujeres del mundo, que si lo sabemos sortear, saldremos bien libradas, como es costumbre en el sexo femenino y podremos continuar con una vida plena y menos complicada.

Es muy importante saber que las hormonas juegan un papel crucial a esta edad y que muchos de los cambios que experimentamos, son debido a que la producción de éstas merma a partir de los 40 años. Nos acercamos a la “edad crítica” en donde la etapa reproductiva termina y trae consigo una serie de eventos, que solo si estamos preparadas para enfrentarlos, los vamos a atravesar de una manera más sencilla.

Todo depende de cómo se vea a la vida y cómo tratemos a nuestro organismo, por eso es importante que a partir de los 40 seamos más conscientes de nosotras mismas, nos demos esos gustos que antes no podíamos y que visitemos al médico periódicamente. Cuidar nuestros hábitos alimenticios, hacer ejercicio, ingerir vitaminas y saber que todas vamos o estamos en ese camino, nos ayudará a sentirnos mejor y a tener una vida plena y feliz.

La vida comienza a los 40, siempre y cuando sepamos equilibrarla y saber que no estamos solas. Hay muchas amigas y familiares que pasan o pasarán por todo esto. Salgamos a divertirnos y disfrutemos con libertad cada instante. La vida es una y hay que saber disfrutarla.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción