La ruta porteña del chocolate

Placer de los dioses, originario de nuestra América, el cacao se transformó en chocolate para conquistar el mundo. Con la llegada del frio, vuelve a ser uno de los mayores placeres para las noches otoñales. Una ruta por lo mejor del chocolate en BA.

El otoño ya está enfriando la ciudad y el cuerpo pide nuevos placeres. Es hora de buscar guisos, de prender el horno y el hogar, de calentar el cuerpo con la comida. Y entre los placeres invernales, el del chocolate es único. En tortas, alfajores o bombones, de las golosinas infantiles a la sofisticación de las tabletas varietales, el chocolate ocupa un arco tan amplio como atractivo. Sin embargo, no es tan fácil encontrar buen chocolate, sin caer en los aceites hidrogenados y saborizantes berretas. Por suerte, en la ciudad hay lugares que honran la calidad y lo ofrecen en bombones artesanales, tabletas, tortas, macarons o dentro de muffins. Estos son algunos de los mejores lugares para ir a comer chocolate en otoño y hasta que pase el invierno.

A la hora del té

Le Blé

Abierto en el 2009 está Boulangerie y Patiserie afrancesada ganó popularidad desde el primer día. En poco tiempo abrió su segundo local en la esquina de Dorrego y Vera y ya sumó su tercera casa con la apertura de Puerto Madero (Alicia Moreau de Justo 152), compartiendo espacio con un local de autos. Todos buenos lugares donde probar sus muffins de chocolate y arándanos o la torta de chocolate, realmente húmeda y espesa y sin mucho misterio: solo chocolate, sin frutos rojos, helado, crema ni nada. Una bomba de ésas que uno desea que le explote en la cara.
Sucursales en www.leble.com.ar

Smeterling

Uno de los mejores secretos de la ciudad para los que gustan las cosas dulces en general y el chocolate en particular. No hay que irse sin probar la Sacher Torte (biscuit de chocolate con sabayón glaseado con chocolate semiamargo), el triffel de chocolate (biscuit de chocolate con almendras, dulce de leche y crema merengada) o la torta que lleva el nombre del lugar y contiene en su receta biscuit cubierto de mousse de chocolate con corazón de mousse de chocolate blanco. Para probar, y luego llevarse a casa y atesorar en la heladera.
Uruguay 1308. Tel. 5294-6070

Malvón

Bagels, Cornbread o Cinamon Roll, la panadería de Malvón hace gala de su inspiración en productos clásicos norteamericanos. En esta propuesta entre el deli foráneo y la panadería local, el chocolate tiene un lugar destacado en los dulces que salen de la cocina. ¿Ejemplos? El rico y original budín de remolacha y chocolate. También, para comer por porción se exhibe una torta húmeda de chocolate y frutos rojos. Pero lo mejor, los muffins de chocolate negro con chips de chocolate blanco.
Serrano 789. Tel. 3971-2018

Arkakao

Una heladería distinta en la ciudad, honrando su origen italiano, país donde hay un local hermano del de Recoleta. Desde su nombre, que viene de kakao, este lugar marca la importancia de los chocolates en su propuesta. A la tarde, una opción es dejar los helados de lado y apostar por un té con una torta mousse de chocolate, otra de brownie o la 900, con mascarpone, pasta de avellanas y chocolate. Para comer en el lugar o para llevar.
Av. Quintana 188. Tel.: 4813-7585

BOMBONES, TORTAS, TABLETAS

La pastelería de Mauricio Asta

Conocido por su participación en Utilísima, Mauricio se afincó ahora en un local en la estación Punta Chica del Tren de la Costa, zona hoy poblada de paseantes y deportistas. Excelente sus delicias en formato mini, desde los macarons hasta las trufas o los bombones de chocolate y dos tortas imperdibles: la de mousse de chocolate y nueces y la mousse doble chocolate, una delicia para fanáticos. Gran opción para los que viven en Zona Norte o andan de paseo por el barrio.
Gral. Arias 3698.

L´epi

Muchos van a esta panadería francesa a buscar sus panes salidos cada día del horno centenario, pero no hay que olvidar los macarons de chocolate, una delicia también de origen francés. Son como unos alfajores con dos bizcochos crocantes por fuera que hacen de tapa, y bien húmedo por dentro. Suave, ideal para acompañar un té otoñal, regalar a alguien especial o llevarse a casa para acompañar el café, el whisky o el ron en la sobremesa.
Roseti 1769. Tel.: 4552-6402 / Montevideo 1567. Tel.: 4812-1390

Frank Dauffois

El panadero y pastelero bretón sigue firme a metros del Parque Centenario y se ganó fama suficiente para que vaya a comprarle gente de toda la ciudad. Ademas de sus muy buenos panes podés encontrar un exquisito budín de banana y chocolate (en versión mini y en tamaño grande), una torta triple de mousse (chocolate amargo, con leche y blanco) y uno de los mejores pain au chocolat de la ciudad. Tierno, sabroso y con el sabor de la manteca junto al del chocolate formando una amalgama deliciosa.
Ambrosetti 901. Tel. 4982-1967

Prospero Velazco

En la muy linda esquina de Arévalo abrió el local de la pastelería del cocinero Próspero Velazco, un espacio para los que aman tortas y dulces. Exhibidos, para comer en el lugar o llevarse a casa, hay opciones como la Catalana, un bloque con forma tubular con mousse de chocolate y crema catalana; el Choco frambuesa que no es más que una semiesfera de biscuit de almendras con mousse de chocolate, crujiente de frutos secos y cremoso de frambuesa; tarteleta de chocolate con sable, ganache de chocolate con leche y chocolate amargo con acento a café o una imperdible torta financier, con bizcocho sachier y bavaroise de chocolate.
Arévalo 1947. Tel. 4771-1194

Salgado

Salgado es sinónimo de Fénix y Fénix es sinónimo del chocolate más popular entre los restaurantes de Buenos Aires. ¿El secreto? Traen los granos de Brasil, Venezuela o Ecuador (de regiones precisas de cada país) y partir de eso hacen todo el proceso en su fábrica de Parque Patricios. Tienen sus negocios de ventas de tabletas y bombones, pero también se puede ir a comprar por kilo, tanto la línea Fénix como la Salgado, chocolate amargo (70% de cacao) elaborados a partir de cacao de distintos orígenes. En la calle en que está el primer local se siente por la mañana el aroma del chocolate que sale de la fábrica. Una experiencia inolvidable.
Solis 2022. Tel.: 4306-1141 y 4304-1524/25

Compañía de chocolates

Una de las casas de chocolate que renovó las propuestas de la ciudad con un trabajo artesanal, sumando propuestas originales. Hoy tiene ya dos locales y no detiene su camino. A las barras de chocolate amargo (entre 70 y 88% de porcentaje de cacao), las trufas y cookies de chocolate negro con avellanas o muffins con chips de chocolate sumaron bombones rellenos con tequila y whisky. El tequila es Patron y el whisky es el exquisito single malt Jura. Groso.
Sucursales en www.companiadechocolates.com

Vasalissa

Tal vez la más linda chocolatería y bombonería de Buenos Aires, el lugar perfecto para buscar un regalo para alguien querido. La historia de la familia que armó Vasalissa tiene un recorrido que une Rusia, Rumania, la llegada a nuestro país, el descubrimiento del dulce de leche, la creación del “Cabsha”, la venta de la fábrica y el renacer de la producción, volviendo al amor por el chocolate. Hoy tienen ya cinco locales en los que ofrecen desde las tradicionales figuras de chocolate (habanos, raquetas, cartas, piezas de ajedrez o pelotas de golf de chocolate blanco), hasta trufas o chocolates para taza.
Sucursales en www.vasalissa.com

El Viejo Oso

Desde su pequeño local junto a la estación La Lucila del tren que une Retiro y Tigre El viejo oso ha construido una fama única con sus chocolates, especialmente las trufas. Ya se venden en locales en Recoleta, San Isidro, Belgrano, Quilmes o Palermo como para que nadie se pierda la experiencia de llevarse a la boca una trufa de chocolate. Ni originalidad ni innovación, solo clásicas, tiernas y riquísimas trufas que llenan la boca de sabor a chocolate.
www.trufaselviejooso.com.ar

Rapa Nui

La familia dueña de esta marca es la misma que en su momento tuvieron a la famosa Fenoglio, en Bariloche. Tras vender aquel gigante turístico, decidieron volver al producto de alta calidad, y así nació Rapa Nui, que ya cuenta con varios locales en el sur, y uno flamante en Buenos Aires. Aquí ofrecen una verdadera postal barilochense: chocolate en rama, tabletas y bombones rellenos, helados, e incluso algo de repostería. Sólo falta la nieve. Todo se puede comprar para llevar, o sentarse a disfrutarlo allí.
Arenales 2302.

Jauja

Nacida en El Bolson, llegó a Palermo con unos helados que se ubicaron entre lo mejor de la ciudad. Durante los días de calor ofrecen solo los helados, pero prometen que desde mediados de mayo estarán llegando las especialidades en chocolate, tanto el chocolate en rama, las tabletas o los que preparan con frutas de la Patagonia. Cerviño 3901. Tel.: 4801-8126

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Martín Azumendi