La Proporción Aurea o «número divino»

Todas las cosas que existen en el universo están compuestas por diversos elementos. El magnetismo se produce cuando están combinados de forma equilibrada, armónica, produciendo una sensación de belleza

¿Cuál es la razón por la que nos atrae algo?

Todas las cosas que existen en el universo están compuestas por diversos elementos. El magnetismo se produce cuando están combinados de forma equilibrada, armónica, produciendo una sensación de belleza.

La clave es la proporción. La naturaleza repite una fórmula matemática.

¿Cuántos tiene y cómo están distribuidos los pétalos de una flor?
¿Qué grosor tiene una rama en relación al tronco del árbol?
¿Cómo se ubican las nervaduras de una hoja?
¿Qué distancia hay entre las espirales de una piña?
¿Cómo se forma la espiral de un caracol, la de un tornado, la de la Vía Láctea o la del ADN?

La misma proporción existe en la composición del ser humano.

¿Dónde reside el misterio?

El número Aureo representa la proporción que existe entre dos segmentos, tales que el segmento menor es al mayor lo que el mayor es a la totalidad.

La fórmula es: (A / B) = (A+B) / A; su número aproximado es 1.618.

Euclides fue el primero en estudiar el tema en el 300 a.c.

Platón, Da Vinci, Mozart, Dalí usaron el Número Aureo para sus creaciones.

El partenón, la Torre Eiffel, el Vaticano contienen esta proporción áurea y por eso generan poderosa atracción.

Algunos pueden pensar que aquí radica el principal argumento de la existencia divina; todo cuanto existe en la naturaleza contiene esa proporción armónica. Todo menos la mayoría de los objetos y obras que construye el hombre cada día.

¿Qué pasaría si usáramos el Número Aureo para diseñar todos los productos y creaciones? ¿Cómo sería nuestra vida si tuviéramos en cuenta esta proporción cada vez que pensamos lo cotidiano?

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Claudio Penso