La historia del asado de tira, un clásico argentino cuyo origen se ubicaría en la ciudad de Campana

El Ingeniero Claudio Valerio realizó una investigación, que dio origen al libro donde afirma que el clásico "asado de tira" es oriundo de la ciudad de Campana.

Tras la profunda investigación del Ing. Claudio Valerio, su material bibliográfico “Asado de tira, clásico argento y orgullo campanense”, es un aporte más a la teoría que asegura que la tierra de los hermanos Luis y Eduardo Costa, vio nacer al corte de carne asada más famoso del país y rey indiscutido de toda buena parrillada.

En los últimos tiempos han tomado mayor auge elementos del patrimonio cultural que antiguamente pasaban desapercibidos. Las costumbres gastronómicas, los rituales a la hora de comer y los elementos asociados a estos rituales, forman parte de situaciones cotidianas que, por ordinarias y comunes, no dejan de tener su encanto e importancia. Ellas han trascendido épocas y escenarios disimiles. Marcan una conducta alimentaria que brinda material de estudio no solo a las ciencias sociales sino que también a las naturales: Historiadores y antropólogos toman de ellas multiplicidad de datos que, aún hoy, extrapoladas en el tiempo pueden ser analizadas.

En el caso específico de la ciudad de Campana, se han presentados dos proyectos, uno a nivel nacional y otro provincial, con el fin de “declarar a Campana, Capital del Asado de Tira”. En ambos se presentaron varios trabajos de investigación y sus argumentos.

Hoy un nuevo aporte a esta causa ha tomado forma, porque el libro del Ing. Claudio Valerio “El asado de tira; clásico argento y orgullo campanense” fue declarado de Interés Legislativo, según resolución N° 1985 del 8 de mayo del corriente, por el Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de Campana. Este trabajo, respecto al asado y a la cultura de la alimentación para los pueblos del mundo, busca alentar a políticos y ciudadanos a que sigan trabajando para lograr ese reconocimiento para la ciudad.

Sin lugar a dudas, el asado de tira debe ser considerado patrimonio cultural por reunir las condiciones de tradicionalidad, haberse transmitido en forma oral, ser funcional, tener vigencia colectiva. Y, por último, se puede afirmar que su proyección cultural y económica es tanto más trascendente, cuanto más se afirme el hecho de su origen nacional.

El poder vislumbrar al asado de tira como Patrimonio Cultural local, implica el desarrollo de proyectos educativos tendientes a informar a la ciudadanía acerca de lo que “es de todos”, y concientizarla acerca de su cuidado y difusión. El turismo y el desarrollo local derivados de este, solo serán posibles luego de sentar bases de conocimiento sólidos y definir políticas culturales locales, con proyección a futuro. Porque en las sociedades modernas, la revalorización del patrimonio tangible e intangible puede ser visto también como una fuente de ingresos destinados al desarrollo local.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción