La energía (limpia) del agua

AySA, la empresa de aguas del área metropolitana de Buenos Aires, comenzó a abastecerse de energía eléctrica a partir de fuentes renovables.


Por Jota Leonetti
www.jotaleonetti.com.ar
@jotaleonetti

Aunque parezca extraño, cada vez que abrimos una canilla, además de poder consumir el agua que llega por las tuberías, también estamos gastando energía. Sí, electricidad que activa las bombas que hacen mover el agua.

Si bien gran parte del proceso de depuración del agua que hace AySA para Capital y GBA es por gravedad y decantación (el agua de nuestro Río de la Plata no es mala, no está contaminada, pero sí muy marrón por muchísimo sedimento en suspensión); hace falta energía eléctrica para bombear a superficie cientos de hectolitros desde los ríos subterráneos, que corren 35 metros por debajo de la Ciudad.

La buena noticia es que cada vez en mayor medida, parte de esa electricidad que se consume es de una fuente renovable, para seguir cuidando el medio ambiente.

Julián Donadón, gerente de energías de AySA, confirmó en el programa radial #ConDobleT por Led.FM, que la empresa de aguas se beneficiará con un ahorro de 10 dólares por cada megawatt consumido, lo que representa un baja de 1,5 millón de dólares anuales, durante este primer período en el que se eleva el consumo de energías renovables del 3% al 15%. La electricidad se producirá desde molinos de vientos desde Bahía Blanca.

Donadón destacó que más allá de obtener un costo más competitivo para mover el agua, hay que tener en cuenta la importancia de incrementar el consumo de energías verdes y no descartó invertir para producir su propia electricidad limpia y así bajar la huella de carbono de la empresa de aguas.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram