Gustavo Rapetti: «No hay ningún trabajo científico que afirme que el uso de dispositivos electrónicos ocasione un problema de salud ocular»

Entrevista con el Dr. Gustavo Rapetti, reconocido oftalmólogo y cirujano, quien desmitifica a los dispositivos electrónicos como causantes de los principales problemas de visión. En su lugar, si no hay predisposición genética o hereditaria, nuestros hábitos serían los causantes de la mayoría de los casos en la actualidad.


Por Martín Leonetti
:: Argentina ::

Nuestros ojos padecen una realidad repleta de pantallas, leds, smartphones y laptops. Para saber cómo nos afecta la tecnología y qué medidas podemos tomar para cuidar nuestra visión, entrevistamos al Dr. Gustavo Rapetti, quien es Médico Oftalmólogo especializado en Cirugía del Segmento Anterior, Cataratas, Cirugía Refractiva y Cornea. Como cirujano, opera a sus pacientes con la más alta tecnología disponible. Una operación de cataratas se resuelve en aproximadamente 30 minutos. Su experiencia de más de 20 años como cirujano, el uso de tecnología láser FEMTO LDV Z8 y el equipo humano que lo acompaña, sin duda marcan una gran diferencia. Una opinión más que autorizada.

¿Qué medidas habría que tomar para cuidar nuestra visión, en esta época en donde estamos tan conectados a todo tipo de pantallas?

Primero y principal, una consulta con un oftalmólogo, que te va a decir si tu visión es la correcta o si tenés algún vicio refractivo -llámese miopía, astigmatismo, hipermetropía- que necesite ser corregido con gafas.

Cómo cuidar nuestros ojos en verano

Cómo cuidar nuestros ojos en verano

¿Y esos vicios son ocasionados por el uso excesivo de pantallas?

No. Normalmente es al revés. La gente se pone a trabajar, tiene síntomas y recién ahí va al oftalmólogo. El 60 o 70 por ciento de las consultas oftalmológicas de cualquier especialidad, es por anteojos. Es disconfort. "No estoy viendo bien. Veo un poco borroso. No veo de lejos. No veo de cerca. Veo manchas alrededor de las luces. Me arden los ojos. Se me ponen colorados cuando estoy estudiando con la compu..."

¿Qué es lo que está pasando? Lo primero que hay que descartar es que el paciente no tenga un vicio refractivo, que no necesite un anteojo propiamente dicho. Ya sea por un vicio refractivo o por una alteración en la motilidad ocular. Muchas veces es por insuficiencia de la convergencia. Por ejemplo, que los ojos no estén alineados sincronicamente. Entonces ahí se detecta si los síntomas se deben a que un ojo mira para un lado distinto que el otro. Y no están desviados, en verdad no juntan las imágenes. Entonces cuando el especialista revisa a los pacientes, la mayoría de ellos no tiene nada, sobre todo si es gente joven. Ven 10/10 lejos/cerca y entonces se preguntan... ¿qué me pasa? Bueno, si el examen da normal, primero hay que ver cómo está la parte de la lubricación. La lubricación del ojo es muy importante. Se sabe que cuando uno está concentrado leyendo o mirando algo -y esto es muy importante-; ya sea computadora, libro, película, mirando por la ventana, conduciendo un auto, parpadea menos de la mitad de lo habitual. No solamente cuando se está frente a un monitor con luz.

¿Estás derribando el mito de que las pantallas son causantes de problemas de visión?

Primero te digo que parpadeás menos. El parpadeo no es estético. Es un parabrisas que limpia el vidrio, lo lubrica y el ojo se oxigena. La córnea se oxigena. Entonces al parpadear menos, tu lágrima -que es una película que se forma sobre la córnea- se evapora más rápido.

Se secan los ojos...

Exactamente. Si a eso le sumás el ambiente, que te está pegando un ventilador, un aire acondicionado, eso es peor. Es un signo clave. Primero el parpadeo, que es lo más importante. Me pasa a mí cuando estoy operando con el microscopio y estoy en una parte delicada de la cirugía. Me empiezan a arder los ojos, porque por ahí pasaron 15 segundos sin parpadear. Porque cuando vos parpadeás, relajás el músculo de la acomodación y tenés que volver a enfocar. Por eso no parpadeás. No querés perder un segundo. Los ojos se ponen colorados. "Me arde, me pica"... entonces primero tendríamos que tener todos adelante de la computadora, un papelito que diga "parpadeá". Tampoco para que "saques fotos" todo el día... (risas) pero parpadeá. Aumentar el parpadeo es clave. Pasa que el parpadeo es inconsciente.

Y también es inconsciente el dejar de parpadear.

Exacto. Esto que hablamos es en una persona con visión normal. Pero si además tenés una patología asociada -por ejemplo mujeres con desbalances hormonales que tienen "ojo seco"- y que yo lo detecto en el examen; ahí yo le recomiendo que se lubrique con lágrimas artificiales. Entonces, para el que no tiene problemas de salud, lo ideal es hacer "breaks". Estás media hora trabajando, te levantás y mirás por la ventana, desenfocás un poco, relajás. Cuando un ojo te empieza a arder, te está pidiendo que pares. Si seguís, terminás con los ojos rojos y ahí se pueden producir lesiones superficiales en la córnea, como queratitis, que pueden llegar hasta úlceras; y ahí ya empieza el dolor y te molesta la luz. Ahí te tengo que dar un lubricante. Obviamente, si bajás un poco el brillo del monitor, te ayuda. Si tenés el ojo seco y yo te pongo una pantalla con el máximo brillo, te encandila. Hay que tratar de que todo sea lo menos agresivo para el ojo.

No hay ningún trabajo científico que afirme que por usar dispositivos electrónicos; computadoras, tablets, celulares, leds, etc; eso te ocasione un problema de salud en el ojo.

¿El dispositivo entonces no es el que lo ocasiona?

Es el hábito. ¿Qué pasa, todos tenemos los ojos secos ahora que están las computadoras? No, seguramente antes, si la gente se la pasaba leyendo horas y horas también le pasaba lo mismo. Lo que pasa es que la gente nunca leyó tanto y los chicos prefieren quedarse mirando sus dispositivos antes que salir a jugar. Es un tema cultural.

Pero el inconsciente colectivo tiene esa premisa de que las pantallas provocan problemas en la visión. Lo que vos decís es que fijar la vista de manera prolongada a cualquier punto sería la causa.

Es una de las causas fundamentales del disconfort. Pero hay que hacer hincapié en que la consulta médica tiene que existir. El médico es el que te va a decir si tu ojo tiene algún problema que se puede exacerbar con esto. Si vos tenés un ojo seco y conseguiste un trabajo de 9 horas frente a una PC; "la PC me empeoró mi ojo seco", sí obvio. Pero no te hizo el ojo seco, te lo empeoró.

¿El ojo seco puede producir pérdida de visión?

Sí, por supuesto. Pero es recuperable. Hay montones de enfermedades sistémicas que se asocian al ojo seco. Sobre todo en la parte inmunológica. Pacientes que tienen enfermedades de las articulaciones o reumatológicas, muchos tienen asociada la sequedad ocular. El 60 por ciento de las mujeres de más de 50 o 60 años, debido a un tema hormonal, tienen cierto grado de ojo seco.

Otro tema importante es el de la polución, que exacerba la sequedad ocular. Otra causa son los medicamentos. Hay mucha gente polimedicada y hay medicaciones que alteran la sequedad ocular también.

Yo soy un cirujano refractivo. Opero a la gente para que deje de usar anteojos. Ya sea una cirugía de cataratas o una cirugía con láser. Y cada vez la superficie ocular tiene un rol más importante. Puedo hacer una cirugía perfecta, pero si antes no vi la superficie ocular del paciente, puedo no tener el resultado esperado. Porque quizá el paciente tiene un ojo seco, una disfunción lagrimal o su lágrima es de mala calidad.


El equipo de cirugía refractiva del Dr. Gustavo Rapetti

Entonces antes de la operación, tenés que estudiar las condiciones de la superficie ocular.

Claro, Si "tiene rayado el vidrio"... La córnea es la esfera del reloj. El párpado es como un cepillito que la limpia. Abajo puedo tener la mejor máquina, pero si tengo rayado el vidrio de la esfera no puedo ver la hora. Y en todo lo que es cansancio ocular, la superficie es la clave en esto.

Ovbiamente si el paciente tiene un astigmatismo no corregido, una hipermetropía, le va a doler la cabeza usando la computadora. Y eso salta en la consulta. El paciente me dice que le duele la cabeza y yo me doy cuenta enseguida que tiene presbicia, por ejemplo, si tiene más de 45 años. Le doy un anteojo positivo y le cambio la vida.

Si yo detecto que tenés un vicio refractivo y te receto anteojos, vas a parpadear más veces con los anteojos puestos que si no los tenés. Porque el anteojo te pone en foco y vos no necesitás enfocar tanto. Al fruncir para enfocar no parpadeás. En cambio con el anteojo nunca se te va el foco y parpadeás naturalmente.

¿Cuando te referís a la superficie, qué sería exactamente?

A la córnea. Es la lente del ojo. Todo pasa por este "vidrio". Si está "rayado" vas a ver mal.

¿El ojo seco puede aumenta el riesgo de conjuntivitis?

No. No está comprobado. Hay distintos tipos de conjuntivitis. La viral, la bacteriana y la alérgica. La esclera es lo "blanco del ojo", que es lo que uno ve. Y la conjuntiva es una membrana transparente que es la que tiene los vasos y es la que se pone colorada y se inflama.

¿Por qué aparece la presbicia alrededor de los 40?

El cristalino es una lente que todos tenemos adentro del ojo, que está atada por tensores y esos están atados a un músculo. Y este cristalino es el foco de la cámara digital. Se afina o engrosa -aumenta o no su poder dióptrico- de acuerdo a la imagen que vos querés poner en foco, ya esté lejos o cerca. La presbicia empieza por la pérdida de la elasticidad del cristalino. Se empieza a poner rígido, deja de acomodar y es como que el foco te queda para "lejos".

¿Es operable?

No. No se puede hacer que el cristalino vuelva al estado que tenía a los 20 años. Sin embargo yo te puedo operar para compensar esa presbicia, poniendote un implante en lugar del cristalino. Es una lente artificial que tiene todos los focos. Entonces dejás de usar anteojos.


La precisión en cada cirugía es milimétrica

¿El ojo biónico?

Esto se hace normalmente en pacientes de más de 50 años o que hayan tenido cataratas, que no es otra cosa que la opacidad del cristalino. Se pone opaco y el paciente deja de ver. Yo lo reemplazo y le coloco un implante artificial multifocal. El implante mide 13 milímetros y entra en el ojo, inyectado a través de una incisión de 2,2 milímetros en la córnea.

Presbicia es tener que usar un anteojo para ver de cerca. No se le puede devolver la elasticidad al cristalino como cuando eras joven, pero ¿se puede corregir para no tener que usar un anteojo de cerca? Sí, se puede. El implante dura para toda la vida.


Alta tecnología en quirófano

Nunca más vas a ver mal...

Salvo que tengas otro problema. Pero problemas de cristalino ya está, nunca más. Una persona a la que le cambio el cristalino a los 50 años, no vuelve a tener cataratas a los 80. Es una cirugía con un láser femtosegundo. El láser hace la incisión, abre el cristalino, lo corta y yo sólo tengo que entrar por 2 milímetros, lo aspiro y te implanto la lente. Y te vas con el ojo destapado. No te doy puntos ni nada.

¿Viendo ya perfectamente?

Sí. Tenés una pequeña molestia de sensación de cuerpo extraño por unas horas y nada más.


El Dr. Rapetti, explicando la función del cristalino.

¿Qué ejercicio ocular recomendarías para descansar la vista?

Desenfocar. Cada 40 minutos, hacer un break, vas a tomarte un café, caminás, te tomás unos minutos y volvés. Algo fácil de hacer en cualquier ámbito de trabajo. Y si es posible, evitar que te de el ventilador o el aire acondicionado en forma directa.

¿Qué lágrimas habría que utilizar?

En lo posible sin conservantes. Para evitar una alergia a la lágrima misma. No usar en exceso porque puede empeorar la cosa. Si uno se toma 3 aspirinas por día, la que te saca el dolor de cabeza, te puede provocar una gastritis.

¿Qué luz se recomienda para trabajar?

La más parecida a la natural. Todos los extremos son malos. Ni poca luz porque te va a costar enfocar, ni mucha porque te encandila. No hay una medida ideal, te das cuenta solo. No hay una fórmula. Es la que a vos te de confort.

Una visión solidaria

El año pasado fuiste voluntariamente a atender pacientes en zonas muy postergadas del país. ¿Qué podés contarnos de esa experiencia?

Fui en el marco de una misión solidaria, organizada por el colegio de mi hija. Fui a misionar y después hice la parte asistencial. Atendí en Tres Isletas, en el Chaco, donde no hay oftalmólogo estable. Los pacientes tienen que hacer 50 kilómetros para hacerse ver. Va un oftalmólogo una vez por mes. Y me dí el lujo de poder atender, con mi familia, en dos días, a 70 personas. La verdad que fue una experiencia inolvidable.

¿Qué tipo de casos encontraste?

No encontré patologías muy distintas a las que se pueden ver acá. Porque yo trabajé casi 8 años en el Hospital de Clínicas. Y ahí ves de todo. Vienen pacientes de todas partes del país. Lo que más te das cuenta es la pobreza de la gente, que los deja tan lejos de acceder a una atención digna. Hay casos de presión ocular, que la mayoría de las veces no da síntomas y que puede terminar en un glaucoma. Si no está diagnosticado a tiempo, el paciente se queda ciego. La diabetes; si vos hacés una retinopatía diabética y no es bien tratada conjuntamente con un médico clínico, te quedás ciego.


Atendiendo gratis a pacientes en Tres Isletas, Chaco

Hay patologías que podrían prevenirse fácilmente. Un chico que nace con un problema visual y no es tratado a tiempo, puede quedar ciego. Y quizá evitas su ceguera con un anteojo recetado antes de los 8 años. Con medidas mínimas de atención a tiempo, se pueden disminuir muchísimo los problemas de salud ocular. La catarata sigue siendo la principal causa de ceguera en el mundo en los países subdesarrollados, donde no se pueden operar porque no tienen acceso a la atención médica. Desde el punto de vista asistencial, no hace falta irse al Chaco para ayudar a gente que no tenga recursos. Hoy te vas a cualquier hospital de acá y encontrás un montón de casos que necesitan ayuda.

¿Y qué te movilizó a ir a esta misión solidaria?


En Tres Isletas no hay oftalmólogo estable.

Tuve la oportunidad de misionar con mis tres hijos y mi mujer. Fue una experiencia muy fuerte, inolvidable. Ver a mis hijos jugar y ayudar a pares de su misma edad con otra historia de vida me emociona y llena de orgullo. Porque vieron una realidad distinta a la que están acostumbrados. Y yo creo que valoraron mucho más lo que tienen. Lo recomiendo para cualquier persona. Se puede hacer en cualquiera de los barrios de la Capital por ejemplo. Hay mucha necesidad.

Está muy bueno mirar lo que pasa de la puerta de tu casa para afuera, en tanto y en cuanto no descuides de la puerta de tu casa para adentro. La iglesia doméstica empieza en tu casa; la otra iglesia -la misionera- viene después. Sino estás borrando con el codo lo que escribís con la mano.

Dr. Gustavo Rapetti

Web: www.gustavorapetti.com.ar
Mail: turnos@gustavorapetti.com.ar
Juncal 2345 Piso 2 - Te. +54 (11) 4829-1441
C1125ABE - C.A.B.A. - Argentina

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram