Estudio científico demuestra que tomar mate podría reducir la incidencia de Diabetes tipo 2

El trabajo evaluó a lo largo de dos años a más de 2.500 argentinos y halló una relación inversa entre el nivel de consumo de la infusión de yerba mate y la aparición de diabetes tipo 2.

La hipótesis de que tomar mate sea un factor protector para la aparición de diabetes tipo 2 (una patología crónica que afecta aproximadamente a 1 de cada 10 adultos en Argentina), acaba de recibir un nuevo aval. Un estudio epidemiológico observacional concluyó que un mayor consumo de mate cebado se asocia con una menor incidencia de la enfermedad al cabo de dos años.

La información surge de una investigación de la que participaron 2615 hombres y mujeres de entre 35 y 74 años que fue llevada a cabo por el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) a través de su Centro de Excelencia en Salud Cardiovascular para América del Sur (CESCAS) junto al CONICET y al Instituto Nacional de la Yerba Mate. Implicó que los participantes del estudio se hicieran estudios médicos de laboratorio (como análisis de sangre) y además respondieran una encuesta de hábitos alimentarios.

Así fue como se confirmó una primera presunción: la popularidad del mate entre los argentinos. El 73% de los encuestados informó consumir mate cebado todos los días, mientras que menos del 15% informó que lo bebía diariamente como mate cocido.

Elorriaga y sus colegas entonces estudiaron el consumo de mate en la población de participantes sin diabetes al inicio del estudio (en 2010). Los resultados fueron elocuentes. Se observó que quienes tomaban más de 550 ml. de mate al día presentaban un menor riesgo de desarrollar diabetes en comparación con quienes no consumían mate o tenían un consumo menor a 100 ml.

La Lic. Natalia Elorriaga, investigadora del IECS y del CONICET, magíster en Efectividad Clínica y doctora de la Facultad de Medicina de la UBA, afirmó: “Consumir diariamente más de 550 ml. de mate cebado, se asoció con menor riesgo relativo de desarrollar diabetes a los 24 meses, en comparación con quienes no toman o toman muy poco.”

“Es un resultado alentador, porque va en línea con estudios previos y permite generar hipótesis para seguir estudiando en el futuro”, afirma Elorriaga, aunque también advierte que “este es un estudio observacional. Para que se demuestre que tomar mate es la causa de la reducción de la incidencia de diabetes se requiere otro tipo de estudios, como un ensayo clínico: en el que puede estudiarse si se desarrolla o no la enfermedad en dos grupos (uno al que se le indica tomar cierta cantidad mate vs. otro que se le indica no tomarlo o tomar otra bebida)”.

¿Cuál podría ser el mecanismo que explica el posible efecto preventivo? No hay certezas absolutas. Pero algunos estudios sugieren que ciertos polifenoles antioxidantes presentes en la yerba mate, en particular, el ácido clorogénico, influyen sobre el metabolismo de la glucosa. Por ejemplo, aumentan la sensibilidad de los tejidos a la insulina o reducen la producción del azúcar por el hígado (gluconeogénesis).

Elorriaga agrega: “Un aspecto interesante es que varios ingredientes de la yerba mate, como la cafeína y el ácido clorogénico, también están presentes en el café. Y hay estudios que muestran que el consumo de café también se asocia con una disminución de la incidencia de diabetes. Por lo que todo apunta a que lo que encontramos en este estudio es muy razonable.”

De acuerdo con la especialista, los estudios todavía no son suficientes como para indicar un consumo más allá del moderado, un cambio de conducta alimentaria o que se recomiende el consumo de mate en, por ejemplo, pacientes con prediabetes. “Pero estamos aportando datos que en el futuro pueden servir para hacer una recomendación”, indica.

Además de Elorriaga, de este estudio participaron otras investigadoras del IECS: la Dra. Vilma Irazola (médica cardióloga y directora del Departamento de Investigación en Enfermedades Crónicas del IECS); la Dra. Rosana Poggio (médica cardióloga, magister en Efectividad Clínica) y la licenciada en Estadística Laura Gutiérrez.

El mate cebado

  • El mate (una infusión hecha de las hojas del árbol Ilex paraguariensis) es una bebida no alcohólica tradicional ampliamente consumida en Sudamérica.
  • Los pueblos originarios la han utilizado durante siglos como una bebida con fines sociales y medicinales.
  • En Argentina, la Ley 26871 declaró al mate como «infusión nacional», con el objetivo de impulsar su promoción en el mundo. (Honorable Congreso de la Nación Argentina. Boletín Oficial del 2 de agosto de 2013, Número 32693, página 1; 2013)
  • En Argentina el consumo de yerba mate rondaría los 6,24 kg por habitante por año. (Fuente: Instituto Nacional de Yerba Mate. Yerba Mate Argentina. 2017).
  • Los principales productores de yerba mate son Argentina, Brasil, y Paraguay, que junto con Uruguay, Chile y Bolivia, representan el 95% del consumo a nivel global.
  • Si bien la yerba mate tiene vitaminas (C, B1, B6, niacina), minerales, calcio, fósforo, magnesio, manganeso, potasio, hierro y sodio en baja cantidad, el aporte de nutrientes en la bebida, se limita fundamentalmente a algunos minerales.

Qués la diabetes tipo 2 y cómo se puede detectar

  • Es una enfermedad crónica que consiste en tener altos niveles de glucosa en la sangre.
  • Se detecta a través de un análisis de sangre en ayunas. La señal de alarma es un nivel de azúcar en la sangre mayor o igual a 126 mg/dL. El diagnóstico se hace luego de dos análisis.
  • Cuando la enfermedad está en sus inicios no suele haber síntomas.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Instagram

Fuente: https://www.iecs.org.ar/