España: un 55% de los empleados querría seguir trabajando desde casa después del confinamiento

Según un estudio de la UPF Barcelona School of Management, en el 81% de los casos el teletrabajo no ha provocado afectaciones a la calidad del trabajo. El 66% de los encuestados están satisfechos con la experiencia y afirman que su productividad se ha mantenido o, incluso, ha aumentado.

Internet y las nuevas tecnologías han sido los grandes facilitadores en la implementación del teletrabajo.

El coronavirus ha forzado a una gran cantidad de empresas e instituciones a que sus empleados se conecten y trabajen desde casa, una modalidad que no estaba muy desarrollada en España ni en Cataluña. La incorporación del teletrabajo de forma sobrevenida y sin preparación previa no ha resultado, sin embargo, tan difícil como parecía. Según un estudio de la UPF Barcelona School of Management sobre los efectos del confinamiento y el uso del teletrabajo en las condiciones laborales, la implantación del teletrabajo se ha producido sin reflejarse diferencias significativas en relación a género, edad, sector, categoría profesional o dimensión de la empresa. En el estudio, en el que han participado 810 personas, el 89% ha tenido que teletrabajar desde casa y la mayoría, un 81%, asegura haberlo podido hacer sin afectaciones a la calidad de su trabajo.

Satisfacción y disposición al teletrabajo

El 55% de los encuestados consideran que ha aumentado su disposición a trabajar desde casa y el 66% están satisfechos o muy satisfechos de la experiencia de teletrabajar. 'Partiendo de la base de que el teletrabajo no es un modelo muy extendido en nuestra sociedad donde muchas organizaciones muestran resistencias, podríamos decir que esta situación puede convertirse en un catalizador hacia la implementación del teletrabajo de forma más extendida en nuestra sociedad', aseguran los investigadores.

Según el estudio, más del 62% de las personas encuestadas considera que su productividad se ha mantenido o ha aumentado con el teletrabajo y un 60% de los participante expresa el mismo grado de compromiso e implicación con la compañía. 'El teletrabajo en nuestra sociedad no es un método habitual de empleo pero ahora se puede llegar a romper la percepción inicial de muchas organizaciones de una bajada de la productividad o calidad del trabajo por parte del trabajador'.

La tecnología ha sido una gran facilitadora del teletrabajo. Un 58% de los encuestados afirman que no han necesitado más equipamiento tecnológico dado que la mayoría de organizaciones y trabajadores ya cuentan en casa con ordenadores, conexión a internet y en remoto, así como telefonía.

Visiones contrapuestas hacia la conciliación

En relación a la percepción sobre la conciliación de la vida personal y profesional, el estudio de la UPF Barcelona School of Management muestra visiones contrapuestas por parte de los encuestados. Un 43% considera que ha aumentado frente a un 35% que afirma que ha disminuido. Una diferencia que puede venir generada por las realidades personales del confinamiento de cada encuestado.

Percepción optimista de futuro

El estudio pregunta también a los participantes sobre su percepción de futuro a nivel laboral y de su empresa. Los encuestados muestran diversidad de opiniones respecto a la situación en los próximos 6 meses pero cuando se amplía la perspectiva a 2 años vista, la percepción es claramente optimista. Un 61% considera que el futuro de la empresa es bueno o muy bueno.

Descarga el estudio de la UPF Barcelona School of Management

Nota original: https://www.bsm.upf.edu/es/noticias/un-55-de-los-empleados-querria-seguir-trabajando-desde-casa-despues-del-confinamiento

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

UPF Barcelona School of Management