El orfebre argentino Pallarols le obsequiará un cáliz a su amigo, el Papa Francisco

El reconocido orfebre argentino y Jorge Bergoglio mantienen una entrañable amistad desde hace décadas.

El próximo domingo Juan Carlos Pallarols viajará a Roma con un boceto del Cáliz para que el Papa Francisco lo bendiga antes de que la obra esté concluida. El reconocido orfebre argentino y Jorge Bergoglio mantienen una entrañable amistad desde hace décadas, y hoy estos dos amigos se reencuentran a través de un símbolo que inmortalizará su unión.

Pallarols ya tenía previsto viajar a Roma, en dónde expondría su trabajo en mayo próximo, pero la elección de Francisco adelantó de manera inesperada todos sus planes. El orfebre había realizado el cáliz de Benedicto XVI, y para su diseño escuchó los consejos y las pautas de su amigo Jorge Bergoglio, quien lo guío en los símbolos teológicos y religiosos que debía incorporar a la obra.

La exposición de Pallarols en Italia, había sido confirmada en noviembre, cuatro meses antes de anunciarse la renuncia de Benedicto. La elección del ex cardenal argentino como máxima autoridad de la Iglesia Católica no sólo precipitó su viaje para acompañar a su amigo en la asunción sino también para poner manos a la obra a un símbolo que lo acompañará durante todo su papado.

Juan Carlos Pallarols se propuso crear un Cáliz absolutamente personal y representativo de la figura y personalidad del Sumo Pontífice. A través del amplio conocimiento que posee del Papa, el orfebre declaró que el resultado de su obra se definirá por “la simpleza y sencillez, cualidades que definen a Bergoglio como persona”.

El Cáliz llevará cincelado el escudo nacional y las imágenes de las vírgenes de Luján, patrona de la Argentina, la Desatadora de Nudos y la del Rosario de San Nicolás. Además, el diseño incluirá las siglas, JHS, símbolo de la comunidad jesuítica, de la cual Jorge Bergoglio forma parte desde su formación sacerdotal y teológica.

La obra también incluirá un símbolo que expone el amor del Papa por el club San Lorenzo de Almagro, del cual es socio vitalicio. La forma que encontró Pallarols de remitir esta unión del Papa con el equipo futbolístico, fue a través del dibujo de la "parrilla de sacrificio", ya que el santo San Lorenzo, uno de los mártires más antiguos de la historia de la Iglesia católica, pereció asado en uno de esos instrumentos.

En declaraciones públicas, el orfebre reconoció que quiso incluir este símbolo por el amor de Bergoglio por San Lorenzo y hacia el fundador del club, el sacerdote Lorenzo Massa quien “siempre utilizaba el signo de la parrilla”, afirmó. Cada uno de estos símbolos representan la personalidad de Jorge Bergoglio, pero por sobre todas las cosas, Pallarols se propuso crear un Cáliz que exhiba la humildad de su entrañable amigo.

Apenas conocida la noticia de la elección del nuevo Sumo Pontífice, el orfebre reconoció su “enorme sorpresa” ante la designación y le brindó sus mejores deseos: "Me dio una gran alegría, Francisco va a sorprender al mundo, a América, es un modelo de sencillez a seguir, a mí me decía ¡llámeme Jorge, no monseñor!", afirmó. Por su parte, el hijo de Juan Carlos Pallarols, Adrián Pallarols sostuvo que para él, el Papa Francisco siempre fue el “padre Jorge”. La amistad entre ellos era cotidiana y permanente. “Si andaba por el microcentro porteño, siempre me acercaba a la Catedral para saludarlo y si había terminado su trabajo, compartíamos un café con leche y escuchaba sus grandes consejos”, relató.

Además, Bergoglio fue el sacerdote que ofició el matrimonio y bautizó a los hijos de Adrián. Hoy la vida encuentra a su gran amigo y referente espiritual como máxima autoridad de la Iglesia Católica, y este domingo toda la familia Pallarols estará en Roma para entregar el Cáliz y por sobre todas las cosas, su apoyo y afecto a su querido padre Jorge.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano