El grafeno, la renovada sustancia imprescindible para la potabilización del agua

Investigadores descubrieron nuevas cualidades del material. Buscan reducir los costos de producción. Posible solución a futuro.


Por Matías Russo
@matiasfederusso

:: Argentina ::

Uno de los grandes problemas a futuro es la potabilización del agua salada. ¿Qué pasará cuando el agua dulce ya no alcance? ¿Es verdad que el proceso de potabilización del agua es realmente caro?, son las interrogantes que los ciudadanos nos peguntamos de vez en cuando. Pero con los avances de la ciencia y la nanotecnología, las soluciones aparecen por si solas.

En la universidad de Manchester, Inglaterra, un grupo de investigadores ha desarrollado unas membranas de óxido de grafeno que no se hinchan en contacto con el agua y que, además, son capaces de tamizar las sales comunes. Gracias a esto, el considerado “material del futuro”, aislado por primera vez hace tan solo 13 años, es capaz de convertir el agua de mar en agua potable.

Las membranas de óxido de grafeno, desarrolladas en el Instituto Nacional de Grafeno, ya han demostrado el potencial de filtrar pequeñas nanopartículas, moléculas orgánicas e, incluso, sales grandes. Anteriormente, estos tejidos habían exhibido una interesante capacidad para la separación de gases y la filtración de agua. Sin embargo, hasta ahora no podían utilizarse para tamizar sales comunes empleadas en tecnologías de desalinización, que requieren tamices aún más pequeños.

Por esa misma razón, los poros del grafeno dejaban pasar las sales más pequeñas junto al agua, lo que impedía la potabilización del agua de mar. Por lo tanto, los investigadores de la Universidad de Manchester han buscado la forma de crear una membrana que no se hinche tras entrar en contacto en el agua y que sea eficaz para la tamización de las sales comunes.

Según explicó Rahul Nair, experto a cargo del equipo de investigación, en declaraciones a la BBC, “el óxido de grafeno puede producirse por oxidación simple en el laboratorio”. En cuanto a producirlo en cantidad y al costo del material, el óxido de grafeno tiene una ventaja potencial respecto al grafeno de una capa".

La nueva investigación demuestra el potencial real de proporcionar agua potable a millones de personas que luchan por acceder a fuentes adecuadas de agua limpia. Para el año 2025, la Organización de las Naciones Unidas espera que el 14% de la población mundial tenga problemas de escasez de agua. Esta tecnología tiene la capacidad de revolucionar la filtración del agua en todo el mundo, en particular en países que no pueden permitirse plantas de desalinización a gran escala.

En la actualidad, el grafeno es un material cada vez más conocido y codiciado por sus posibles aplicaciones en campos como la electrónica, la medicina, la seguridad y la ingeniería aeroespacial. De cara al futuro, los investigadores buscarán crear un filtro que pueda producir agua potable a partir de agua salada utilizando la cantidad mínima de energía posible.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram