El año que la Tierra respiró

El 22 de Abril se celebra el Día de la Tierra para crear una conciencia común a los problemas de la sobrepoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.

El 22 de Abril, como cada año se celebra el Día de la Tierra en muchos países para crear una conciencia común a los problemas de la sobrepoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra. Desde hace más de un mes estamos viviendo una situación completamente distinta a cualquier otra que afecta a todo el globo, pero la realidad es que el planeta está respirando por primera vez en muchos años. Sin el uso de automóviles, plantas de energía, aerosoles o simplemente la presencia excesiva del ser humano en espacios naturales, el medioambiente no percibe la contaminación que suele impactar y afectar, por esto mismo encontramos hechos fuera de lo que estamos habituados a ver como reacciones de volcanes a la vez, la presencia de una cantidad mayor de estrellas en el cielo o animales que antes no veíamos en lugares urbanos.

Los siguientes 20 años son cruciales para determinar el futuro del mundo y lo más importante es lograr concientizar a la gente sobre ello. Es un día para rendir homenaje a nuestro planeta y reconocer a la Tierra como nuestro hogar y nuestra madre, así como lo han expresado distintas culturas a lo largo de la historia, demostrando la interdependencia entre sus muchos ecosistemas y los seres vivos que la habitamos.

En el marco del Día de la Tierra, la empresa SolarLatam creó alianzas sustentables con dos importantes ONGs, “One Tree Planted” y “Reforestemos Patagonia”. Por cada panel solar que instalen, una de estas organizaciones elige un lugar donde se plantará un árbol, de acuerdo a las necesidades y causas por las cuales está luchando esa ONG, siempre en el continente Americano.

Existen miles de maneras con las cuales podemos ayudar a conservar el medioambiente, ya sea separando los residuos, utilizar productos retornables, evitar dejar aparatos electrónicos enchufados, cerrar grifos correctamente para evitar la pérdida de agua, y así varios ejemplos caseros más que podemos sumar en el día a día. Una vez fuera de la cuarentena se plantaran más de 50 árboles en la Universidad de San Andrés junto al equipo de la universidad, sus alumnos y de SolarLatam, de la mano de la ONG “Un Árbol en mi Vereda” concluyendo el proyecto de paneles solares ya instalados en el 2019.

Es muy importante quedarnos en nuestras casas para poder ganarle al COVID-19 así como también reflexionar sobre cómo cuidaremos nuestro medioambiente cuando todo esto termine.

El 2020 lo vamos a recordar como el año que la Tierra respiró por causas de fuerza mayor pero también nos trasladará a un nuevo mundo tanto social como ambiental.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram