El alfabeto emocional

Aprender el S.A.R.D. desde edades tempranas nos ayudará a vivir más y mejor

El doctor Juan Hitzig estudió durante años las características de 50 longevos saludables y concluyó que más allá de las características biológicas, el denominador común de todos ellos radicaba en sus conductas y actitudes.

“Cada pensamiento genera una emoción y cada emoción moviliza un circuito hormonal que tendrá impacto en las 5 trillones de células que forman un organismo –explica–.

Las conductas “S”

Serenidad, Silencio, Sabiduría, Sabor, Sexo, Sueño, Sonrisa, promueven secreción de Serotonina.

6 ejercicios para tener más Inteligencia Emocional

6 ejercicios para tener más Inteligencia Emocional

Las conductas “R”

Resentimiento, Rabia, Rencor, Reproche, Resistencias, Represión, facilitan la secreción de Cortisol, una hormona corrosiva para las células, que acelera el envejecimiento.

Las conductas “S” generan actitudes “A”: ánimo, amor, aprecio, amistad, acercamiento.

Las conductas “R” por el contrario generan actitudes “D”: depresión, desánimo, desesperación, desolación.

Con solo aprender este simple alfabeto emocional de 4 letras: S.A.R.D. desde edades tempranas lograremos que más gente viva más tiempo y mejor, porque la “mala sangre” (mucho cortisol y poca serotonina) deterioran la salud, posibilitan la enfermedad y aceleran el envejecimiento.

El buen humor es clave para la longevidad saludable.

El Dr. Juan Hitzig es Especialista en Psicobiología del Estrés y Envejecimiento. Coordina seminarios y cursos de su especialidad.
Actualmente se desempeña como profesor de Biogerontología en la Universidad Maimónides y docente de la diplomatura en Medicina Integrativa de la UB. Autor del libro "Cincuenta y Tantos" editado por Ed. Sudamericana. Es miembro de la Academy of Antiaging Medicine; miembro de la Asociación Argentina en Medicina Integrativa (AAMI).

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción