El 85 por ciento de los empresarios argentinos consideran que la solidaridad es el valor agregado de las compañías exitosas

Las empresas y PYMES más sustentables, competitivas y redituables en el mundo aplican de forma estratégica y organizada planes de RSE cuya continuidad y seguimiento son uno de los valores principales de su plataforma ética organizacional

En el siglo XXI las organizaciones privadas yo no son espectadoras de la realidad que signa a su país. En la actualidad la Responsabilidad Social Empresaria no sólo se limita a partir de las buenas intenciones o los valores humanos propios de una compañía o un empresario en particular sino que es una de las condiciones excluyentes para lograr el éxito de una empresa.

No resulta casual que las compañías más exitosas a nivel global posean planes, metas, proyectos y acciones específicas a favor de la comunidad. Las empresas y PYMES más sustentables, competitivas y redituables en el mundo aplican de forma estratégica y organizada planes de RSE cuya continuidad y seguimiento son uno de los valores principales de su plataforma ética organizacional.

Una investigación realizada por la consultora Datos Claros en la Argentina corrobora esta información. En el marco de una serie de entrevistas personalizadas a los máximos referentes de las PYMES y grandes compañías con altos niveles de rentabilidad en el país, se reveló que el 72% de los empresarios nacionales consideran que ninguna empresa puede ser verdaderamente exitosa en una sociedad con necesidades insatisfechas. Pero, en lugar de culpabilizar o responsabilizar a las instituciones responsables en el mejoramiento de las condiciones sociales, económicas o laborales, entre otras, son las mismas empresas quienes deciden protagonizar el cambio.

Manos a la obra

En este marco, el 85% de los encuestados consideraron que  las acciones de las empresas con la comunidad son el actual valor agregado de una empresa exitosa. Las respuestas de los empresarios no sólo hicieron foco en la gran ayuda que implican sus planes solidarios hacia los sectores más desfavorecidos sino que además, son los propios consumidores quienes valoran y priorizan a las compañías que implementan planes de RSE dentro de su ética empresarial. En la actualidad, la sociedad ya no compra o adquiere productos y servicios ciegamente. La revolución tecnológica y comunicacional le permitió a los consumidores informarse de forma ágil, inmediata y directa acerca de aquello que consume.  La tendencia hoy es establecer elecciones basadas en diversos criterios y la acción solidaria se convirtió en un parámetro de prestigio para las organizaciones privadas. Por ello, aquellas compañías que cuentan con políticas de RSE se han convertido en empresas valoradas y tenidas en cuenta por los consumidores en la adquisición de productos y servicios.

RSE en la Argentina

Los empresarios nacionales no sólo captaron esta necesidad sino que también decidieron llevarla a cabo. La Responsabilidad Social Empresaria sólo impacta soluciones tanto para los beneficiarios directos a través de la implementación de diversos planes de ayuda,   la propia compañía también es favorecida en todos los sentidos imaginables.

Datos Claros confirmó esta realidad. El 65% de los  empresarios encuestados sostuvieron que las acciones de RSE son de radical importancia para el crecimiento de una compañía ya que los consumidores evalúan las marcas a través de sus acciones socialmente responsables.
Por lo tanto, es fundamental que las organizaciones privadas desde la dirección incentiven la implementación de planes de ayuda solidaria e involucren a toda la compañía en su participación y puesta en práctica.

El alcance real y efectivo de los proyectos vinculados a RSE depende del compromiso verdadero de toda una organización, pero sin dudas la dirección ocupa un rol fundamental a la hora de dar el ejemplo ante sus Recursos Humanos. En este sentido, ¿cuál es la realidad en el país? Los máximos referentes de una organización privada, ¿son los primeros en comprometerse? La respuesta es positiva. Los principales impulsores de proyectos de RSE en la Argentina son los directores de las compañías, reuniendo el 50% de los casos. En el país la mayoría de las propuestas, proyectos y planes de ayuda solidaria nacen a partir de la iniciativa de la dirección. En segundo lugar se ubican los departamentos de RSE, con un 20%; seguidos por los empleados en un 13% de los casos y en  un 8% por los accionistas. El resto de las posiciones son ocupadas por los clientes (3%), las comunidades en las que la empresa se desenvuelve (1%) y otros casos (5%).

Compromiso real

La sociedad y las empresas consideran que su vínculo con la solidaridad debe ser verdadero, constante y permanente. La ayuda al prójimo es el valor actual que  las personas priorizan como necesario y fundamental.
Las organizaciones privadas han escuchado y aplicado este valor como parte importante de su estructura y plan de acción.
La Argentina se suma a una tendencia mundial que insta a cada una de las personas a incorporar a la solidaridad como un acto cotidiano y positivo para todos y cada uno de los sectores que conforman su sociedad.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano