Dejar de fumar, una misión posible y con beneficios inmediatos para la salud

Los riesgos del tabaquismo son hoy uno de los mayores desafíos y problemáticas de la salud pública en los 5 continentes.

A partir de una investigación realizada por la Organización Mundial de la Salud, menos de 6% de la población mundial está protegida por leyes y estrategias integrales de prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio de los productos del tabaco.

Es decir, el 94% de la población global se encuentra expuesta a la promoción indiscriminada a la difusión del tabaquismo y así, incrementando los niveles de adicción y sobre todo, iniciando a adolescentes y jóvenes en el consumo de tabaco.

Los riesgos del tabaquismo son hoy uno de los mayores desafíos y problemáticas de la salud pública en los 5 continentes. Según reveló la OMS, el consumo de tabaco es la segunda causa mundial de mortalidad después de la Hipertensión Arterial. Además, provoca 1 de cada diez muertes en adultos en el mundo y es la causa de fallecimiento más prevenible en muertes evitables.

Las cifras son alarmantes. La OMS informó que el tabaquismo provoca al año el fallecimiento de 6 millones de personas y más de 600.000 muertes anuales suceden  en fumadores pasivos, es decir quienes no fuman pero se encuentran expuestos al humo del tabaco. De mantenerse estas estadísticas para el 2030 la cifra aumentaría a 8 millones anuales.

En la Argentina casi el  40% de la población fuma y es el principal factor desencadenante en cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares. Además, en fumadores pasivos el humo del tabaco incrementa en un 30% el riesgo de infarto agudo de miocardio, un 25% de cáncer de pulmón, un 25% de ataque cerebrovascular y un 70% de posibilidad de cáncer de mama en mujeres jóvenes.

Ante los riesgos letales que comporta el tabaquismo tanto en las personas que fuman como en quienes se encuentran expuestas a esta adicción, la prevención y el abordaje real de esta problemática es la solución.

Si bien, dejar de fumar no es una tarea sencilla ya que en muchos casos comporta un cuadro de adicción, hacerlo es posible. El tratamiento puede realizarse de manera gratuita en todo el país en distintos hospitales públicos que cuentan con profesionales médicos y psicólogos especialistas en la materia.

A partir de un documento realizado por el Ministerio de Salud de la Nación, se establecieron los beneficios inmediatos para las personas que dejan de fumar Las mejoras en el estado de salud son:

  • Casi inmediatamente,  la circulación de la persona se normaliza y el nivel de monóxido de carbono en la sangre disminuye.
  • El pulso y la presión arterial, los cuales están anormalmente elevados mientras se fuma, vuelven a la normalidad.
  • A los pocos días de haber dejado de fumar, se huele, se siente y se respira mejor.
  • Unos 10 años después de dejar de fumar, el riesgo de un ex fumador de morir de cáncer de pulmón es de un 30 a 50 % ·menor que el riesgo de los que continúan fumando.
  • Las mujeres que dejan de fumar antes de embarazarse o en los primeros 3 meses del embarazo disminuyen el riesgo de peso bajo para el bebé.
  • El dejar de fumar también reduce el riesgo de otras enfermedades relacionadas con fumar, incluyendo enfermedades cardíacas y enfermedades pulmonares crónicas.
  • Las personas que ya están enfermas o que tienen cáncer también se benefician dejando de fumar ya que disminuyen su riesgo de desarrollar infecciones agregadas

Los beneficios de dejar de fumar se producen en el corto, mediano y largo plazo. Quienes tomen la sabia decisión de optimizar su salud y la de su prójimo pueden hacerlo de manera gratuita en todo el país. Para mayor información acerca de los centros y hospitales públicos que cuentan con tratamientos especializados consultar: http://www.msal.gov.ar/tabaco/index.php/informacion-para-ciudadanos/donde-recurrir-para-dejar-de-fumar

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano