¿Cuánto dinero necesitas para ser feliz?

Cambiemos el pensamiento de escasez por el de equilibrio y liberaremos una buena cantidad de energía que nos traerá la cantidad necesaria de cosas buenas.

Quizás la pregunta correcta sería: ¿Cuánto dinero necesitas para vivir bien?

Porque la felicidad no tiene estrecha relación con el dinero que poseas. Sí, ya sé que como se le atribuye al algún personaje famoso: "más vale ser rico y sano que pobre y enfermo". Pero todos sabemos que entre la riqueza y la pobreza hay muchos matices que poco o nada tienen que ver con el dinero.

El ser humano por educación o mejor dicho mala formación tiende a pensar en términos de escasez. Cuando se despierta sin importar lo que haya dormido, piensa que no fue suficiente y que la calidad del sueño no fue buena. Luego se asusta porque no tiene suficiente tiempo para llegar al trabajo. Una vez en el trabajo piensa que los compañeros no trabajan lo suficiente y que el empleador no les paga lo necesario o lo que merecen. Si forman parte de una comunidad solidaria, los voluntarios no son suficientes o el trabajo es demasiado, las donaciones son pocas.

Observa las conversaciones cotidianas medias y verás que el "no tengo" o "no es suficiente" son las ideas que dominan los temas. Por ello es que el dinero se toma como el vértice de cualquier pirámide vinculada a la escasez. Para que tenga un buen descanso, tiempo suficiente, buenos compañeros, buenos empleadores, buenos voluntarios, mejores donaciones, etc, etc, es imprescindible tener DINERO.

Como dice el refrán popular: "Poderoso caballero don dinero".

Los humanos contabilizamos lo que nos falta con el cerebro y lo que tenemos con el corazón, por eso es más fácil hacer un listado de lo que carecemos que de lo que tenemos en abundancia.

En estas épocas de crisis de valores y económicas, no estaría mal que empezáramos por hacer un balance de todo lo que tenemos, bienes materiales y valores inmateriales, para darnos cuenta de que somos mucho más ricos de lo que pensamos.

Cambiemos el pensamiento de escasez por el de equilibrio y liberaremos una buena cantidad de energía que nos traerá la cantidad necesaria de cosas buenas.

Una vez que aprecies la luna por las noches, el atardecer, la sonrisa de los niños, el amor que sientes por tu pareja, la belleza de la naturaleza y te sientas dichoso de poder disfrutar tanta riqueza, el dinero suficiente para tus necesidades vendrá solo. Se trata de cambiar el ángulo de tu apreciación. En lugar de pensar en escasez y convertir tu vida en eso, piensa en abundancia de cosas bellas, percibiendo cuántas están a tu disposición gratis.

Initialize ads

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Gentileza Liliana Buratti