Covid 19: Tenemos el compromiso de acudir a fuentes académicas como consumidores de información

España como Italia lograron disminuir contagios, fallecidos y recuperados. Aplanar la famosa curva. Seguirán los vaivenes y para ello debemos tener la paciencia del buen paciente. La pandemia de coronavirus ha sumergido al mundo en una parálisis -económica, social y vital- y ha generado crecientes sensaciones de estrés y ansiedad en los ciudadanos.


Por Omar Romano
:: Europa ::

Mantenernos en el presente y tomar datos de realidad de fuentes fiables es fundamental. Ir muy lejos con los pensamientos, intentar adelantar o prever lo que va a ocurrir sólo aumentará la ansiedad.

La realidad del COVID 19 lastima profundamente pero -al igual que en las guerras- necesitamos espacios para la vida, para la creación, para la sonrisa, también para el contacto virtual con los demás, espacios para compartir, para cuidarnos en la distancia, para acompañarnos, pero no a costa de un único tema de conversación que lo invada todo, como las lacónicas cifras o los aullidos del miedo que recibimos a diario.

Preocupa que todas las políticas partidarias estén buscando “ llevar agua para su molino” en circunstancias tan dolorosas para los ciudadanos. Seguramente no nos llama la atención porque siempre fue y será así. Falta grandeza política y liderazgo.

Tenemos el compromiso de acudir a fuentes académicas como consumidores de información. La acción sin conocimiento es inútil, como también lo es el conocimiento sin acción.

Cuando se abordan temas tan sensibles como son las cuestiones de salud, estamos más obligados que nunca a hacerlo con el objetivo de contribuir con verdades y con contenidos que nunca supongan un perjuicio para la población, sino todo lo contrario.

Una población formada tanto en conceptos científicos como en valores de solidaridad es una población que puede hacer frente a una crisis con el menor daño posible.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram