Counseling ¿qué, quién y cómo?

Despejando dudas para inspirar.


Por Mabel Dominguez
Coordinadora Académica de Counseling
:: IESCCI ::

Cada uno de nosotros tiene una forma particular de estar en el mundo, determinada por un sistema de creencias y por la forma de interpretarlo para darle sentido. Y, a veces, ocurre que sentimos un cierto grado de insatisfacción con esa forma de estar en él. Muchos han sido los recursos desarrollados a fin de aumentar el grado de satisfacción del ser humano respecto de su propia existencia, tanto en el plano filosófico como psicológico, incluyendo el aspecto biológico asociado al acto vital. Sin embargo, tal vez nunca llegue a decirse la última palabra, ya que la problemática humana, si bien es constante en sus principios básicos, también se transforma de acuerdo a los cambios que experimenta el mundo, que propone nuevos desafíos a cada instante.

Como alguien dijo: “Lo único permanente ahora es el cambio”, pero hay algo que nunca cambiará en el ser humano, porque es lo que lo determina como tal: su condición de “ser lingüístico”. Gracias a lo cual, y a diferencia de otros seres vivos, puede interpretar el mundo y crear nuevas realidades en él, transformándolo y transformándose en un continuo acto recíproco. Podríamos pensar que la insatisfacción es consecuencia de nuestras interpretaciones, por lo tanto será allí donde podremos intervenir...

En efecto, ese es el espacio de intervención del counseling y voy a tratar de arrojar luces sobre el qué, el quién y el cómo de esta propuesta... ¡tal vez a alguien lo inspire!.

Veamos entonces... ¿Qué es el counseling?

El counseling es una modalidad de relación interpersonal que apunta a promover cambios de actitudes y de conductas. Brinda un espacio para aquellas personas o grupos que deciden realizar un proceso de mejora de competencias interpersonales, es una herramienta valiosa para individuos que quieren impulsar su excelencia personal y desplegar sus potencialidades.

A diferencia de otros enfoques que apuntan a la reestructuración de la personalidad o a la modificación del comportamiento, el counseling asiste en problemáticas con menor compromiso estructural psíquico y apunta a la prevención, apoyo o contención emocional, a la solución de problemas, haciendo referencia al presente, al futuro y al despliegue de potencialidades.

El counseling no consiste en enseñar, aconsejar ni dirigir a nadie, sino en acompañar para facilitar el modo en que una persona observa su entorno y sus circunstancias, a fin de que logre desarrollar al máximo su potencial. El counseling puede ser visto como una manera de estar en el mundo.

Y en esta propuesta... ¿Qué hace el counselor?

El counselor trata, fundamentalmente, de generar una relación por medio de la cual la otra persona, el “consultante”, pueda desarrollar su máximo potencial. En la cual cada encuentro se convierte en una danza, donde el consultante marca el paso y la música de fondo es el respeto. En este espacio conversacional el counselor le ayuda a explorar un abanico de temas; identificando los juicios, las creencias y las opiniones que el consultante tiene y que lo obstaculizan en su despliegue; ayudándolo a romper los límites que él mismo se ha impuesto a causa de sus mandatos

Y... ¿Qué rol le cabe al consultante en este espacio conversacional?

Es a través de la relación que crea el counselor que el consultante deja de estar emocional y socialmente aislado, su temor disminuye y aumenta su confianza. Esta reducción del temor es la llave que abre las puertas, cuando el consultante deja de estar temeroso puede encarar dificultades que hasta ese momento negaba. El mundo de sus sentimientos se torna menos amenazador y más accesible. El hecho de experimentar una relación con el counselor, donde él es profundamente valorado como persona, le hace muy difícil no valorarse como tal y comienzan así a esfumarse las barreras de la inseguridad y el autorechazo. Aquí el consultante evoluciona hacia un estado de acuerdo interno, tiene percepciones más realistas y objetivas, se ve así mismo más flexible y creador.

Y... ¿En qué momento tiene sentido buscar un counselor?

Como alguien dijo:“Cuando nos damos cuenta que dentro nuestro flamea una pequeña llama que necesita ser escuchada y atendida, cuando hay una parte nuestra que es hermosa, luminosa y grande y está esperando ser nutrida, cuando hay una parte de nosotros que desea una vida mejor y sueña...y busca por los caminos de la vida alguien que pueda ser el viento bajo sus alas y lo acompañe a volar” Las personas que consultan y son asistidas por un counselor sienten que sus pensamientos, conductas y comportamientos se les presentan como no deseados, o tienen malestares que les impiden sentirse libres; y sin que esto indique un estado patológico, son estados que traban su desarrollo y crecimiento.¦

El counseling es una modalidad de relación interpersonal que apunta a promover cambios de actitudes y conductas.

Es a través de la relación que crea el counselor que el consultante deja de estar emocional y socialmente aislado, su temor disminuye y aumenta la confianza.

Estudiá Counseling en el Instituto de Enseñanza Superior Centro Cultural Italiano (IESCCI).

Abiertas las inscripciones.

Para mayor información:

Web: http://iescci.com.ar/
Email: info@iescci.com.ar

Línea WhatsApp: +54 9 11 6766-2155

Sedes

Sede Olivos - Roma 656 Olivos
Sede Villa Adelina - Soldado de Malvinas 2255 - Villa Adelina
Sede C.A.B.A. - Gral. Lucio Mansilla 2765 - C.A.B.A.
Sede San Isidro - 3 de Febrero 375 - San Isidro

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram