Costa & Pampa, vinos de mar

Visitamos la bodega "Costa & Pampa", en Chapadmalal, sobre la costa atlántica argentina, donde se producen vinos con marcada influencia oceánica.


Por Tito Gastaldi
Turismo
:: Argentina ::

Al hablar de vinos y viñedos, los argentinos lo asociamos inmediatamente con la región de Cuyo y algún área del NOA (Salta, por ejemplo). También encontramos viñedos en Patagonia (Neuquén, Río Negro), y en Córdoba; pero, tal vez nunca hayamos oído acerca de un viñedo y una bodega en la Costa Atlántica. Sin embargo, existen. A pocos kilómetros de Mar del Plata, más precisamente en Chapadmalal, a tan sólo 6 kilómetros del mar, se encuentra la bodega Costa & Pampa, de Trapiche, integrante del grupo Peñaflor.

Costa & Pampa, emprendimiento que surge en el siglo XXI

Se viene «La Semana del Malbec» en Buenos Aires

Se viene «La Semana del Malbec» en Buenos Aires

En este nuevo siglo, marcado por la disrupción, la bodega decide que había que iniciar nuevas experiencias y salir de Mendoza hacia otros lugares del país. En el 2009, enólogos de la bodega de visita en la Estancia Santa Isabel, situada en esta región de la costa argentina, ven la posibilidad de iniciar un viñedo en el lugar. Los propietarios de la Estancia pertenecen al grupo inversor de Peñaflor. La idea los entusiasma y así disponen 25 hectáreas para iniciar los sembradíos.

Previamente se hizo un estudio de las condiciones climáticas del lugar a fin de determinar la factibilidad del cultivo de uvas. Esta zona recibe una cantidad de lluvia anual considerablemente mayor que en Cuyo y posee vientos de mayor intensidad, pero ello no resulta un impedimento para llevar adelante el proyecto. Las primeras variedades que se implantan son sauvignon blanc, chardonnay y pinot noir. Y también se hace un “cuartel experimental” con otras cepas: riesling, gewurztraminer, malbec, cabernet sauvignon y cabernet franc. Ello ocurría en el año 2009. En el 2012 se realiza la primer cosecha y las uvas recogidas se envían refrigeradas a Mendoza para su procesamiento, destinándoselas principalmente para elaborar espumantes, obteniéndose productos de muy buena calidad.

Tras esta experiencia exitosa se decide construir una nueva bodega junto al viñedo en Chapadmalal, cuyas obras se inician en 2013. Al año siguiente se da forma definitiva al proyecto, instituyéndose el nombre “Costa & Pampa” para ella y los productos que se elaboren allí. Además se construyen instalaciones para permitir el uso turístico de la misma: visitas guiadas, degustaciones y restaurante. En enero de 2015 se abre por primera vez al público, y desde entonces se la puede visitar de martes a domingos, con reserva previa.

Tito Gastaldi y Martín Leonetti recorrieron la Bodega de Lecho Oceánico Costa y Pampa

Las condiciones de clima y suelo – “terroir” – de esta zona tienen sus características particulares. En cada ciclo anual, una vid requiere entre 450 y 600 mm.de lluvia; aquí supera los 1.000 mm. Por ello, es el primer viñedo argentino que no requiere riego artificial. Y para evitar el exceso de agua, las hileras de vides se colocaron en sentido de circulación del viento predominante a fin de facilitar la evaporación. Cabe destacar, como curiosidad, que la velocidad promedio del viento es de 14 km/h, mientras que en la Patagonia es de 6 km/h. Ello hace que las hojas se agiten mucho y, en consecuencia, se desarrollen menos, al igual que los frutos. El rendimiento promedio es de 6.000 kg por hectárea, a diferencia de la zona cuyana que varía entre 8.000 y 12.000 kg/ha.

Otros fenómenos que suelen ocurrir son las heladas, las que en conjunción con el viento pueden hacer descender la temperatura por debajo de 0° C. Para evitar que sean afectados, en los extremos de cada hilera se colocaron braseros que utilizan carbón de piedra y, en caso de riesgo de helada, se encienden manualmente.

Actualmente, el viñedo ocupa una extensión de 25 hectáreas, de las cuales 10 están en producción y 15 con plantas jóvenes que comenzarán a producir en 2020. La producción anual varía entre 60.000 y 80.000 botellas variando según la cosecha, destinándose gran parte de la misma a la exportación. Los destinos más importantes son Estados Unidos, Canadá, Inglaterra y los países escandinavos.

Los vinos que se producen en esta bodega son vinos blancos de gama media y alta. Desde el momento en que las uvas son cosechadas hasta que el producto final, es decir el vino esté listo para su lanzamiento al mercado transcurren 2 años.

El proceso comienza con la recolección manual de los racimos entre fines de febrero e inicios de marzo. Se realiza selección y prensado de los granos, obteniéndose jugo y pulpa que se enfría a 3° C a fin de que la pulpa precipite. Ésta se retira y deja el jugo para que fermente. La estiba se realiza en tanques de acero inoxidable y barricas de roble de primero y segundo uso según lo requieran las distintas variedades y el producto que se desee obtener. No todos los vinos pasan por las barricas de roble.

En el caso de los espumantes la recolección se efectúa cuando las uvas están verdes siguiendo el mismo proceso pero luego se lleva a cabo una segunda fermentación en botellas. Éstas se llenan con el jugo de uva fermentado – “vino base espumoso” – al que se le adicionan azúcar y levaduras dejándoselos seguir fermentando durante 2 a 3 meses.

Luego las botellas se colocan en “pupitres”, una especie de estanterías en las cuales las botellas se ubican con el pico inclinado hacia abajo permitiendo que los fermentos se vayan depositando en él. Se debe realizar una rotación de un cuarto de giro cada 6 horas aproximadamente, es decir un giro completo por día.

Transcurridos unos 18 meses, las botellas se enfrían para que el pico se congele con los residuos de levaduras. Se abren las botellas y ese “tapón” de residuos es expulsado por la fuerza de los gases acumulados en la botella. Se completa el volumen del líquido en botella con el proveniente de otras botellas. Se le colca el tapón y bozal (la sujeción de alambre que poseen los espumosos) y así culmina el proceso. Este método es el tradicional o champenoise que fue el que desarrolló el monje Dom Perignon, conocido como el “creador del champagne”.

Ésta es una bodega boutique que posee una capacidad de estiba de 100.000 litros, de los cuales 90.000 son en tanques de acero inoxidable y 10.000 en barricas de roble.

Finalizada la visita con las interesantes explicaciones brindadas por Ezequiel Ortego, nuestro guía y enólogo de la finca, fuimos invitados a degustar algunos vinos elaborados aquí.

El primero fue un pinot gris, cosecha 2017 del que sólo se elaboraron 600 botellas. La pinot gris es una cepa francesa que, sin embargo, desarrollaron los italianos convirtiéndola en la pinot grigio. Es un vino blanco, fresco, con 11,5° de alcohol e interesante cuerpo.

A continuación, en segundo lugar, probamos un chardonnay 2016 añejado 8 meses en barrica de roble francés. La característica de su elaboración consiste en enviar la primer prensada (un 30%) directamente a barricas de roble y el 70% restante a tanques da acero inoxidable.

El siguiente fue un pinot noir 2015, un vino tinto que decidieron producir debido a que fue un año complicado para las vides, por las inclemencias climáticas. Por consiguiente dejaron sobremadurar las uvas y hacer un vino tinto que terminó siendo de un color anaranjado fuerte, pero transparente y casi licoroso, a diferencia de los pinot noir normales que viran hacia el violeta. La “osadía” dio un excelente resultado. En 2017 cuando el vino estaba listo para ser llevado al mercado, se lo presenta en el concurso Argentina Wine Awards, el de mayor prestigio a nivel nacional y consigue el primer premio.

Coronando la degustación nos ofrecieron un espumoso 80% chardonnay y 20% pinot noir de dorado color y burbujas pequeñas. Realizado el brindis de rigor, dimos por finalizada esta interesante visita.

Un emprendimiento joven en un lugar turístico tradicional de la costa argentina y con las puertas abiertas para recibir a todos aquellos que deseen alternar el sol y playa con turismo cultural, conociendo algo más de lo mucho que tiene nuestro país para ofrecer.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram