Consejos para organizar la vida familiar tras el nacimiento de un bebé

El nacimiento de un hijo constituye un momento muy importante en la vida familiar. La llegada del bebé también implica hacer algunos ajustes en la gestión del tiempo. Surgen nuevas prioridades. ¿Cómo mejorar la organización a partir de entonces?

Te dejamos 7 recomendaciones para organizar tu hogar ante la llegada de un bebé.

1. Preparar el hogar

La vivienda debe estar adaptada para dar la bienvenida al niño. Por ejemplo, la decoración del dormitorio debe ser cálida y acogedora. Ordena la ropa de bebe en el armario.

2. Medidas de conciliación

¿Cómo armonizar la carrera profesional y la rutina familiar en un proyecto de vida feliz? Existen diferentes medidas de conciliación que conviene tener en cuenta. Por ejemplo, es posible contratar una niñera durante algunas horas a la semana. Quizá el niño se incorpore pronto a la guardería durante la mañana. Tal vez la pareja pueda complementar sus respectivas jornadas de trabajo para turnarse en el cuidado del bebé.

También es positivo contar con el apoyo familiar, especialmente, en ocasiones puntuales. Por otra parte, si trabajas desde casa, dispones de un horario más flexible. Y disfrutas de la cercanía necesaria para estar en contacto frecuente con el niño. Conviene contar con un plan de conciliación a corto o medio plazo. De este modo, puedes visualizar cómo será tu jornada.

3. Planificar las visitas de los seres queridos

Los seres queridos y amigos también desean conocer al bebé y compartir tiempo en su compañía. Sin embargo, es positivo evitar las visitas inesperadas que pueden alterar la rutina. Actúa con libertad respecto a este asunto. Tienes confianza con el interlocutor. Por ello, expresa amablemente tus circunstancias y necesidades.

4. Asistir a grupos de padres y madres

Existen grupos especializados que ofrecen un apoyo a aquellas familias que buscan un espacio en el que compartir experiencias. Un entorno de comunicación y encuentro para aclarar dudas sobre la crianza y el cuidado del bebé. Contar con una red de apoyo resulta de vital importancia en un momento en el que las circunstancias han cambiado. Y la empatía de quienes se encuentran en la misma situación eleva la resiliencia.

5. Establecer una rutina

La vida familiar se ha transformado. Ha llegado el momento de dar forma a una nueva rutina. Una rutina que tiene en cuenta las necesidades del bebé. Pero también es importante que la pareja encuentre un espacio para estar a solas. Busca de forma intencional esos instantes para alimentar el vínculo, más allá del rol de padres.

6. Paseo diario

El paseo diario se convierte en una tradición para las familias. Paseos que pueden disfrutarse en el barrio, cerca del propio domicilio. Es necesario elegir el horario más indicado en función de distintas variables como, por ejemplo, la temperatura. Es recomendable caminar por un lugar con poco tráfico y zonas verdes.

7. Elaborar un presupuesto

Organizar la vida familiar no solo implica gestionar el tiempo de forma eficiente. También es necesario elaborar un presupuesto para comprar ropa de bebe y otros productos especializados. Del mismo modo, conviene crear un fondo de ahorro para atender posibles imprevistos. Quizá se presenten gatos inesperados en un futuro no lejano.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Instagram