Cómo escoger un buen seguro de vida: las claves

Hay muchas cosas a tener en cuenta, muchos factores que influyen. Pero, realmente, la mejor forma de elegir el adecuado se reduce a tener en cuenta 4 claves.

Años como 2020, desafortunadamente, dejan claro que en esta vida nada es predecible y que siempre hay sorpresas a la vuelta de la esquina, como también que hay que estar bien preparado para absolutamente todo. La pandemia ha dejado un rastro imposible de borrar en todo el mundo, y eso ha hecho que muchas personas miren de cerca ciertos servicios y productos que jamás habrían imaginado estar consultando.

Hablamos, entre otras cosas, de los seguros de vida. Muchas familias se están enfrentando a este terreno en la actualidad, y no saben siquiera por dónde empezar. Hay muchas cosas a tener en cuenta, muchos factores que influyen. Pero, realmente, la mejor forma de elegir el adecuado se reduce a tener en cuenta 4 claves, y las vamos a ver aquí.

4 consejos para elegir un buen seguro de vida a medida

Webs como la de Elegir Seguro en México ayudan bastante en este sentido, ya que ofrecen comparativas con precios, coberturas y las mejores empresas del sector. No obstante, no es lo único en lo que apoyarse a la hora de contratar la póliza adecuada. Si de verdad quieres acertar contratando tu seguro de vida, es muy importante que tengas en cuenta cuatro factores que influyen considerablemente en el tipo de servicio obtenido.

¿Cuáles? Los vas a ver a continuación, porque queremos que puedas y sepas moverte con seguridad en este terreno. Más en 2020, en un año en el que la pandemia ha disparado la preocupación por este tipo de seguros. Sabemos que estás buscando al respecto, y sabemos que esto te va a servir para tener una mayor tranquilidad.

Opciones de contratación

Por supuestísimo, lo primero a valorar son las opciones de contratación que da la aseguradora respecto a la póliza. Porque no es para nada lo mismo un seguro de vida a todo riesgo que uno de vida económica, ni tampoco con otras opciones. Es importante conocer las diferentes opciones que la empresa pone sobre la mesa para poder valorar cuál consideras más adecuada.

Exige ver todas las opciones y cómparalas. Recuerda que deben amoldarse principalmente a tus necesidades y a las de los tuyos. Ver qué conviene más y, sobre todo, qué tipo de coberturas te van a ofrecer. Aunque de esto último vamos a hablar más en el siguiente apartado.

Coberturas disponibles

Al igual que se deben dar diferentes opciones de contrato, también se deben facilitar diferentes tipos de cobertura. Recuerda que hablamos de un seguro de vida, y aquí debes buscar el equilibrio perfecto entre las mejores coberturas y el mejor precio. Tampoco aconsejamos escatimar mucho en gastos, porque lo ideal es que la póliza dé mucha seguridad a la familia en caso de pérdida.

A veces se solicitan coberturas escasas por el precio que tienen, y eso se traduce en un resultado más que insuficiente. De hecho, es interesante ver aquellas opciones que cubran también algún tipo de incapacidad, sea temporal o permanente. Suelen estar disponibles como parte de los seguros de vida y consideramos que son algo especialmente importante. Luego, por supuesto, tienen que cubrir otros gastos como el del sepelio y derivados.

¿Beneficiarios?

Este aspecto también es bastante relevante. A la hora de cerrar tu seguro de vida, tienes que establecer qué persona o qué personas van a ser las beneficiarias de la compensación económica en caso de fallecimiento. Esto influye también en el seguro, por supuesto, aunque es importante ya no solo contemplar qué ofrece la empresa, sino saber elegir.

Recuerda que, además de indicar beneficiarios, también tienes que ver cómo se establece el reparto. En ese sentido, las compañías suelen darte todas las facilidades para que lo establezcas como quieras. Si contactas con una aseguradora que te pone límites en este sentido, es mejor que busques otra opción. Hay muchas y muy buenas.

Comparativas

Todo lo demás es importante, pero lo que vamos a decirte aquí es ya la guinda del pastel para acertar con la contratación que hagas. Puedes y debes comparar entre los diferentes seguros de vida que te ofrezcan distintas empresas. Compara, mira qué tienen en común y qué los diferencia, analiza opciones, pros y contras y hasta consulta a otros clientes si han dejado valoraciones en la red.

Internet te lo pone muy fácil para elegir adecuadamente, solo tienes que saber aprovechar todo lo que puede ofrecerte. No te lances a por el primer seguro que veas y compara los que hay, porque solo así es como realmente puedes acertar de pleno con el seguro de vida que contrates.

Y no hace falta nada más. La práctica es tan sencilla como la teoría y, aunque necesitas algo de tiempo para poder elegir bien, al final el resultado es algo que te beneficia tanto a ti como a los tuyos. Tómatelo con calma y aplica lo explicado.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram