¿Cómo elegir un seguro para mascotas?

Cuando hablamos de familia, su salud y su felicidad es nuestra mayor prioridad. Aplica para cada uno de los miembros de nuestra familia y las mascotas no son la excepción.

De eso se trata el seguro para mascotas, que brinda la asistencia necesaria para perros y gatos. Pero no todas las compañías aseguradoras son iguales y ofrecen los mismos servicios. Por eso, antes de contratar seguro para mascotas, deberías conocer cuáles son los ítems básicos que incluye y qué considerar para decidir si es conveniente contar con un servicio de este tipo. Por último, elegir en ese caso el plan que mejor se adapte a tu medida y al de tu mascota.

Al igual que en el ámbito de la salud de las personas, los gastos médicos suelen ser tan elevados como necesarios. De esto se trata el primer punto a tener en cuenta para definir si vale la pena que tus mascotas estén aseguradas: de evaluar cuál es el costo de veterinaria promedio y los estimados en caso de eventualidades y compararlos con el coste mensual en el que podemos incurrir para garantizarnos una cobertura completa.

Gastos cotidianos y periódicos

Las pólizas no suelen contemplar únicamente las emergencias sino también los cuidados de salud cotidianos y análisis periódicos. Por ejemplo, pueden en algunos casos cubrir el costo de la pipeta antipulgas, la vacunación en la red veterinaria, una consulta médica veterinaria a domicilio o en clínica y medicamentos a domicilio.

Algunas otras ventajas que puedes encontrar cuando contratas este tipo de servicios, es la posibilidad de recibir orientación veterinaria telefónica, asistencia telefónica legal por daño a terceros y la esterilización de la mascota, todo incluido.

Este tipo de gastos pueden ser estimados con facilidad, ya que suelen ser periódicos y necesarios. Por otro lado, también deberías analizar si dentro de los servicios incluidos en el seguro, figura todo aquel gasto derivado de una emergencia o enfermedad. Por ejemplo, los gastos médicos por accidente o por una enfermedad no preexistente o un eventual traslado de la mascota ante una emergencia.

Excepciones a tener en cuenta

Algunos puntos que pueden quedar excluidos son aquellos relacionados con casos de fenómenos de la naturaleza de carácter catastrófico, como pueden ser inundaciones, granizo, vientos fuertes, erupciones volcánicas, tempestades ciclónicas, terremotos o maremotos.

Así también, en caso de que tu mascota contrajera una enfermedad infecciosa y no tuviera su carnet de vacunación al día, en aquellos casos en los que no se hayan seguido las recomendaciones del veterinario o en caso de enfermedades preexistentes o congénitas.

Por otro lado, hay seguros que contemplan los costos en caso de una denuncia por daños ocasionados por tu mascota. Pero en estos casos, hay que tener en cuenta una serie de variables, y leer bien la letra chica para entender bien las excepciones y en qué casos aplica la cobertura.

Por ejemplo, en aquellas situaciones en los que la víctima haya provocado a la mascota, los casos en los que el suceso se lleve a cabo dentro de la propiedad privada del propietario de la mascota, aquellos eventos en los que la mascota reaccione en defensa de ataques de violencia. Lo mismo en caso de que la mascota participe en riñas con aceptación del asegurado o si las conductas del afiliado y de su mascota se encuentran bajo el efecto de drogas, estupefacientes, alucinógenos o bebidas embriagantes.

Por eso, más allá del hecho de contar con un seguro de salud, es fundamental que el titular sea una persona responsable en el cuidado y educación de su mascota.

Estos son algunos de los puntos a considerar para comprender un poco más a fondo de qué se tratan los seguros para mascotas. Analizando los eventuales costos y la tranquilidad de contar con asistencia permanente, cada uno puede decidir si este tipo de servicios se adapta a sus necesidades y optar por un plan acorde.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram