Cómo desarrollar un proyecto y no morir en el intento

Nadie puede predecir el futuro y es posible que cambien las circunstancias bajo las cuales ideaste tu proyecto.


Por Omar Romano
:: Europa ::

En principio, tu proyecto debería incluir al menos, algunos de los siguientes contenidos. Aunque cada proyecto es un mundo y puede implicar que requiera algunos cambios.

  • Nombre o título de un proyecto.
  • Descripción: Explicación breve del proyecto.
  • Fundamentación: Razones por las que se necesita realizar el proyecto.
  • Finalidad: Qué problema social se contribuye a resolver con el logro de los objetivos del proyecto.
  • Objetivos: Qué se espera conseguir del proyecto en caso de que tenga éxito.
  • Resultados: Qué logros relacionados con los objetivos pueden garantizarse a corto, medio y largo plazo.
  • Destinatarios directos e indirectos: A quien va dirigido el proyecto.
  • Productos: Qué instrumentos y materiales deben adquirirse o producirse para conseguir los objetivos del proyecto.
  • Localización: Lugar en donde se va a realizar el proyecto, regiones a las que va a afectar, etc.
  • Actividades, tareas y metodología: Qué tipo de acciones formarán parte del proyecto y c+omo se realizarán.
  • Calendario: En cuánto tiempo se realizarán las actividades y se lograrán los resultados previstos.
  • Recursos: Qué recursos humanos y financieros se necesitan para realizar las actividades y lograr el objetivo propuesto y cómo van a conseguirse.
  • Presupuesto: Qué gastos van a realizarse y si acaso, qué ingresos pueden obtenerse con la realización del proyecto.
  • Responsables y estructura administrativa: Quién ejecutará el proyecto.
  • Evaluación: Qué métodos e indicadores se van a utilizar para garantizar en el futuro, la correcta realización de las actividades previstas.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram