Cómo conservar los alimentos ante un corte energético

La Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT), estableció una serie de pautas para la conservación de alimentos en caso de interrupciones del suministro eléctrico

Desde el día lunes gran parte del territorio de la cuidad y la provincia de Buenos Aires se encuentra afectado por los cortes energéticos. Una de las mayores inquietudes de los vecinos se relaciona con la alimentación y por lo tanto es de radical importancia saber cómo conservar los productos alimenticios en buen estado ante la falta de energía.
 
La Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT), estableció una serie de pautas para la conservación de alimentos en caso de interrupciones del suministro eléctrico, entre las cuales se destaca mantener cerradas las puertas de heladeras y freezers, ya que de ese modo los equipos mantendrán los alimentos fríos y en buen estado durante unas 4 horas.
 
Durante la temporada de verano el calor intenso incide en la proliferación de bacterias y microbios que se reproducen en las comidas en mal estado. En el caso de la descomposición de alimentos por la ausencia de refrigeración prolongada ante los cortes de luz se genera un incremento en los casos de intoxicaciones cuyos síntomas se definen por la presencia de vómitos, náuseas, diarreas, fiebre y dolor de cabeza.
 
Pero, entonces ¿cómo estar seguros que los alimentos se encuentran aptos para su consumo? ¿Cuál es el tiempo determinado para conservar los productos dentro de la heladera o freezer ante la ausencia de electricidad?
 
Ante un corte de energía eléctrica, es necesario estar atento a los alimentos que requieren del frío para su conservación. “Así, un freezer lleno mantendrá la temperatura por cerca de 48 horas (24 horas si está a medio llenar) y al no permitir que circule el aire más caliente en su interior, los alimentos se van a mantener fríos por más tiempo“, estableció la ANMAT
 
En el caso contrario, si el congelador o freezer no está lleno, la recomendación es agrupar los paquetes para que formen un "iglú" y así protegerse unos a otros, o colocar bolsitas de hielo sobre los alimentos.
 
En el caso que el corte de luz supere las 4 horas, es importante utilizar heladeras portátiles o un recipiente hermético con hielo para colocar los alimentos, método que evitará su descomposición hasta tanto puedan ser trasladados hasta otro refrigerador.
 
Con el fin de determinar la inocuidad de los alimentos en la heladera y el freezer la clave está en conocer la temperatura del ambiente del equipo y la de los alimentos que se encuentran en su interior.
 
“Si cuenta con un termómetro –se consiguen en los bazares– puede ser verificada, temperatura de los alimentos fríos debe ser inferior a los 5ºC y la de los calientes, deben superar los 60ºC”, estableció la ANMAT.
 
Cuando la energía regresa, será necesario evaluar cada alimento por separado y ante la duda, la recomendación es no consumirlo y desecharlo.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano