Coaching emocional

Emociones eficientes .Mientras hace tan sólo algunos años atrás el terreno de las emociones correspondía estrictamente al área privada, hoy en día es un tema abordado por las empresas.

07 de mayo 2013.-

En la actualidad, la inteligencia emocional en un tema protagonista en investigaciones científicas y además, los especialistas en la materia, se han convertido en los profesionales referentes en entrenamiento empresarial por parte de las máximas compañías mundiales. Y la ciencia los legitima. Un estudio realizado por la Universidad de Harvard constató que en el ámbito laboral el 75% de los casos de éxito se corresponden con personas que saben lidiar con sus emociones, pudiéndolas comunicar correctamente y resolviendo los conflictos estimulando su autoconfianza e interactuando solidariamente con sus pares. Es decir, hoy las emociones dejaron se ser un tema superfluo o secundario y son los mismos CEOS o directivos de las compañías quienes toman cursos referidos al coaching emocional y luego los implementan en sus organizaciones para incrementar el nivel de eficiencia y satisfacción laboral de su personal.

Emociones argentinas

En el país la satisfacción laboral todavía es una cuenta pendiente. Según una encuesta realizada por la consultora internacional Gallup en la Argentina, el 65% de los encuestados confesaron que en su ámbito de trabajo no se sienten plenos o felices. Situación contraria ocurre con respecto a la familia y a los amigos ya que el 90% de los argentinos consultados afirmaron sentir su máximo nivel de satisfacción en los ámbitos vinculados a sus afectos cercanos.Es decir, en aquellos espacios en los cuales las emociones pueden canalizarse o exhibirse con naturalidad y autenticidad, los argentinos se sienten más satisfechos, maximizando sus niveles de felicidad.Aunque en la actualidad las emociones no sean consideradas un impedimento para la eficiencia laboral, sino más bien todo lo contrario, todavía en las organizaciones privadas no se ha masificado la concepción del liderazgo emocional como un vehículo para optimizar las herramientas desde la dirección hacia los Recursos Humanos.Pero, ¿cuál es la definición y el sentido del coaching emocional? ¿Cuál es su alcance y cómo colabora a la satisfacción de la organización en su totalidad?El término proviene del verbo anglosajón, “coach” cuyo significado es entrenar y deriva del ámbito deportivo. Este concepto fue resignificando por la organizaciones en su sentido de dirigir, disciplinar, entrenar y liderar las emociones tanto de manera personal como en un grupo de personas con el principal objetivo de capitalizar las cualidades en objetivos, metas y logros laborales, profesionales o académicos.Entonces, el proceso de coaching empresarial es interactivo entre el entrenador y el grupo que recibe una capacitación específica para entrenar de manera positiva sus emociones utilizando el camino más eficaz para alcanzar los objetivos utilizando los propios recursos y habilidades.

De la cancha a la empresa, el liderazgo emocional

Gerardo Carchio fue un virtuoso jugador de rugby de la primera división del club San Ciriano. Su exitosa trayectoria en este deporte no sólo se sustentó en los arduos y disciplinados entrenamientos, en el talento personal para el juego o en la evaluación del rival, la variable que encontró como la máxima garantía del éxito fue el armonioso y empático trabajo en equipo. Carchio creó un modelo de administración de Recursos Humanos cuyo principal objetivo es resolver la desinteligencia emocional en la empresas y reparar y reforzar el vinculo entre el personal jerárquico y el operativo.Para el ex jugador de San Ciriano ninguna organización difiere de un equipo deportivo, ya que todos los integrantes poseen un objetivo en común que es el de maximizar su trabajo, sus esfuerzos, habilidades y capacidades en pos de una meta que comparten todos los miembros del grupo. La consultora creada por Gerardo Carchio, Desarrollo Organizacional y Cambio (DOC), ha tomado ciertos preceptos del deporte como el entrenamiento. En una organización, tanto los directivos como todo el personal deben ser conscientes de sus virtudes, defectos y por sobre todas las cosas, de sus conflictos. Éstos lejos de ocultarse debajo de la alfombra, deben salir a la luz para poder buscar soluciones y saber administrarlos correctamente.Al igual que la figura de un Director Técnico, un buen líder es quien detecta los conflictos, es consciente de ellos y puede establecer una comunicación directa para lidiar con ellos a partir de la comunicación operativa y eficiente de las dificultades. Negar o minimizar los problemas puede ser una bomba de tiempo que en el corto o mediado plazo afectará a toda la organización en su conjunto.

La inteligencia emocional en el marco del liderazgo de una compañía es tener la lucidez y la valentía necesaria para indagar acerca de los problemas y dificultades, y nunca negar la realidad. La verdad y su correspondiente toma de conciencia son siempre la única vía en un proceso eficiente de resolución de conflictos. Al igual que en la cancha, en la vida y en el trabajo el entrenamiento emocional es la clave para capitalizar las emociones en cualidades, habilidades y herramientas para mejorar el rendimiento en todo nivel.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Eugenia Plano | www.vidapositiva.com