Científicos argentinos desarrollan vacuna contra el cáncer de piel y su aprobación es inminente

El esfuerzo de los científicos argentinos es una enorme contribución a una enfermedad, que en la última década es el centro de las investigaciones en el campo de la ciencia y la salud.

El Dr. José Mordoh en su laboratorio

La Fundación SALES e investigadores del CONICET, dirigidos por el Dr. José Mordoh y la Dra. Marcela Barrio, encabezan un equipo científico que desarrolló una vacuna contra el melanoma que ya obtuvo resultados positivos en los ensayos clínicos. En este marco, la vacuna se encuentra en pleno proceso de aprobación y sería una solución contundente contra el cáncer.

Este hallazgo científico además de representar una conjunción de esfuerzos en el aporte de un remedio contra la enfermedad, que hoy es la primera causa de muerte entre las personas entre 40 y 64 años, es consecuencia del aporte y el trabajo de instituciones sin fines de lucro, lo que lo convierte en un doble mérito por los miles de donantes involucrados en el apoyo a la ciencia y a la optimización de la salud a nivel mundial.

El esfuerzo de los científicos argentinos es una enorme contribución a una enfermedad, que en la última década es el centro de las investigaciones en el campo de la ciencia y la salud. Y las estadísticas lo confirman: mientras en 1955, 1 de cada 5 pacientes lograban su recuperación (20%) en la actualidad lo hacen 2 de cada 3 personas, el 66%.

La Fundación Sales destaca que además de los grandes avances científicos logrados en la materia, la prevención ha desempeñado un rol central en la toma de conciencia sobre cómo a partir de la incorporación de hábitos saludables y chequeos periódicos, la población puede evitar la enfermedad. En el caso de la vacuna antitumoral desarrollada en la Argentina su contribución al paciente que padece melanoma, implicaría salvar su vida.

“El cáncer de piel es un tumor inmunogénico, o sea que genera una respuesta inmune. Y otros tratamientos como la quimioterapia tienen escaso éxito. En cambio, las vacunas terapéuticas contra este grave cáncer de piel, apuntan a que la persona desarrolle sus propias defensas, activando la respuesta del sistema inmune para atacar el tumor”, explica la Fundación Sales. Soluciones concretas que salvan vidas, el saldo del esfuerzo de científicos y médicos argentinos.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano