Bath, una ciudad de ensueño que vale la pena visitar

Si viajar a Inglaterra está dentro de tus planes, entonces no te pierdas este recorrido con lo mejor en teatros, museos, comidas ricas y más.

Considerada por las UNESCO como una de las ciudades Patrimonio de la Humanidad, Bath se convirtió en una parada obligada al momento de visitar Inglaterra. Ubicada a sólo 90 minutos de Londres, la ciudad cuenta con creaciones arquitectónicas de inspiración georgiana dignas de admirar e infinitos rincones para recorrer a pie.

Bath, actualmente, funciona como una ciudad universitaria con un alto contenido cultural para aprovechar por lo que todo el tiempo recibe visitantes de todas partes del mundo. Asimismo, conjuga la antigüedad de sus escenarios con la modernidad de sus tiendas de marcas internacionales y, también, artesanales. Sin duda, un destino turístico que ofrece todo tipo de opciones reconocidas a nivel mundial, sin dar lugar al aburrimiento.

Great Pulteney Street y Puente de Pulteney

Al iniciar el recorrido por Bath te podés encontrar con la Great Pulteney Street y el Puente de Pulteney, sobre el río Avon. Además, podés hacer una caminata por uno de los senderos que bordea el río o ir a la parte de abajo del Puente de Pulteney donde hay bares y restaurantes ideales para disfrutar con amigos. Los precios de los platos pueden variar entre 7 y 15 libras esterlinas.

Royal Crescent y Royal Victoria Park

Royal Crescent es una de las bellezas arquitectónicas de Bath. Construido entre 1767 y 1775, consta de una seguidilla de casas que tienen terraza y una forma semicircular que regala una hermosa vista hacia el Royal Victoria Park. Actualmente, funciona como uno de los hoteles más lujosos de la ciudad. Esta construcción fue utilizada, también, para la ambientación de películas como La Duquesa. Por su parte, el Royal Victoria Park es uno de los espacios verdes de la ciudad más concurridos por su variedad de actividades (desde juegos como minigolf y canchas de tenis) y jardines botánicos para admirar distintas especies de flores. Este parque fue inaugurado oficialmente en 1830, y es centro de atención de cientos de turistas que lo visitan con la intención de pasar el día disfrutando de un picnic al aire libre o un show artístico improvisado. La entrada cuesta 1,50 libras esterlinas.

Pattiserie Valerie

El lugar perfecto para disfrutar de un rico brunch y para todos los gustos . ¿Qué podés comer? Imperdibles los pasteles y los bocaditos. Además, el lugar es súper pintoresco. Realmente vale la pena darse una vuelta si estás de paseo por Bath. El menú arranca de las 5 libras esterlinas.

Termas Romanas

Bath se destaca por tener los únicos manantiales de agua caliente en Gran Bretaña. Conocidas como Termas Romanas es un espacio lleno de quietud dentro de un templo romano donde podés disfrutar de un baño relajante. Además, podés hacer el recorrido donde están algunos actores interpretando las actividades y diálogos de hace 2.000 años, cuando funcionaba el templo como tal. ¿Los precios de las entradas? desde las 14 libras esterlinas e incluye el servicio de audioguía disponible en ocho idiomas.

The Pump Room y la Hora del Té

La clásica tradición de tomar el té en Inglaterra es otro pretexto para descubrir nuevos espacios en Bath. Uno de los más reconocidos es "La Sala de Bombas" (The Pump Room), que cuenta con un salón amplio donde se puede degustar de un menú exquisito con diferentes opciones para todos los gustos. Sally Lunn otro de los lugares súper recomendados y muy reconocido por ser la casa más antigua de Bath (1483). Acá, podés probar los exquisitos ideales para acompañar un delicioso té. El menú arranca de las 13 libras esterlinas.

Museo de la Moda

Conocido como el Museo del Traje es una de las paradas obligatorias si pasas por Bath. Fue fundado por Doris Langley Moore, una diseñadora, coleccionista y escritora que decidió poner en exposición su exclusiva colección de trajes y que, actualmente, forman parte del Patrimonio de la ciudad. Hay exposiciones todo el tiempo y podés ver más de 100.000 artículos de moda, desde la época de Shakespeare hasta la actualidad. La entrada tiene un costo de 8,25 libras esterlinas.

The Slug and Lettuce

Si lo que buscas es irte de after con amigos y divertirse con buena música y comida, entonces éste es tu lugar. En The Slug and Lettuce (pertenece a una cadena de bares de Londres que se extiende hasta Bath) podés disfrutar de todo tipo de cocteles, menú de picadas al estilo inglés, y cenas. Además, cuenta con distintos ambientes que se acoplan según la ocasión del festejo o evento. ¿Los precios? desde 6 hasta 15 libras.

Centro de Jane Austen

Para los amantes de la literatura visitar este espacio puede ser considerado un sueño hecho realidad. La escritora inglesa considerada uno de los personajes más emblemáticos de Bath, muestra en lo que sería su casa una adaptación de lo que fue su mundo en aquellos tiempos donde se dedicaba a escribir novelas como Orgullo y Prejuicio. El recorrido podés hacerlo por cuenta propia, también podés aprovechar para probarte algunos vestidos pertenecientes a la época en la que vivía la escritora. En el segundo piso de la casa hay una sala de té que tiene tortas caseras y variedad de bebidas para disfrutar, todo acompañado por un ambiente hogareño que nos traslada por completo al mundo de la famosa escritora.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Ana María Maya / www.revistaohlala.com