Año de la Enfermería: “A un país lo beneficiaría tener a más enfermeros haciendo promoción y protección de la salud”

Paola Romero, Jefa de Enfermería de ITAC (Instituto de Trasplantes y Alta Complejidad) habló con Vida Positiva sobre el contexto actual que transita la profesión, muchas veces subestimada, y la necesidad de reforzar los recursos destinados a la misma.

Un 12 de mayo, pero de hace 200 años, nacía Florence Nightingale en la ciudad italiana de Florencia. La enfermera, escritora y estadista es considerada la precursora de la enfermería moderna, y el bicentenario de su natalicio coincide con el año que la Organización Mundial de la Salud (OMS) eligió para conmemorar a la enfermería.

“Esta iniciativa que durará un año entero y celebra la labor del personal de enfermería y partería, pone de relieve las difíciles condiciones que suelen enfrentar y promueve el aumento de las inversiones en el personal de salud”, informa la OMS en su sitio web.

A su vez, el 12 de mayo se celebra el Día Mundial de la Enfermería, también en homenaje a Nightingale y a su aporte para la formación y distinción de esta profesión, ya que dedicó su vida a asistir a los enfermos creando algunas de las prácticas y técnicas que se utilizan actualmente.

Pero la coincidencia más paradójica es que el año pensado para celebrar y fortalecer esta profesión, es también el año en el que la pandemia del Covid-19 tomó el protagonismo. Y con ello, se visibilizó también el arduo labor que los y las enfermeras de todo el mundo llevan adelante.

El personal de enfermería desempeña un trabajo fundamental en la prestación de servicios de salud, especialmente en el contexto actual de pandemia, muchas veces invisibilizado o no lo suficientemente reconocido a escala global, y también en Argentina.

Hablamos con Paola Romero, Jefa de Enfermería de ITAC, quien destaca la importancia de las funciones del personal, y la situación actual en el que hoy pueden desempeñarse en el país y en el mundo.

La OMS estableció que el 2020 sea el Año Internacional del Personal de Enfermería y de Partería ¿Qué representa para los enfermeros esta conmemoración, teniendo en cuenta especialmente el contexto actual de pandemia?

La OMS quiso que este año el mundo focalice en las necesidades y logros de una profesión que internacionalmente está avanzando mucho. Y no es casualidad que al presentarse la pandemia del Covid-19 enfermería sea tan necesaria. Esta conmemoración representa un estímulo a seguir creciendo, a formar profesionales integrales y éticos. Logrando alcanzar la cantidad suficiente para cubrir las necesidades de los distintos países, de las distintas comunidades, promoviendo la salud pública.

Las fechas especiales siempre nos llevan a reflexionar, a hacer un balance de nuestra gestión, sobre todo teniendo en cuenta que es el bicentenario de la enfermería moderna. En medio de esta pandemia, la fecha nos invita aún más a valorar qué estamos haciendo, qué podemos mejorar y cómo adaptarnos día a día a una emergencia tan dinámica en nuestro rol de enfermería. Esta pandemia es el momento de demostrar lo profesionales e importantes que somos como presencia frente al paciente para cuidarlo y atenderlo.

En el comunicado de la OMS sobre esta iniciativa, la organización afirma "A fin de lograr la cobertura sanitaria universal, el mundo necesita que el personal de enfermería y partería aumente en 9 millones" ¿Cuáles son hoy los recursos más escasos para llevar adelante su labor? ¿Consideran que la enfermería en sí es un recurso escaso a nivel global? ¿Cuál es la situación del personal de salud de la Argentina en este contexto?

Hoy en día los recursos más escasos que tenemos para llevar adelante esta pandemia precisamente son la falta de recursos humanos sanitarios, principalmente en enfermería.

En Argentina faltarían unos 190.000 profesionales en este año. No sólo porque no haya suficientes personas que elijan esta profesión, sino también porque son profesionales que se exportan, que migran a otros lugares donde pueden tener mejores ingresos, con igual tipo de actividades que realizan.

En CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) por ejemplo se determinó que la actividad de enfermería es un rol administrativo, y que no puede hacer carrera en el ámbito público, sí en el privado. Además los sueldos son dispares en cuanto a los profesionales que trabajan en CABA versus los que trabajan en el interior del país.

Por otro lado, no se tiene en cuenta los diferentes niveles de la profesión y sus competencias específicas, unificando tanto a auxiliares, técnicos profesionales y licenciados en una única categoría: “Enfermero”. Ni hablar con los que hemos realizados postgrados como maestrías, especialidades o doctorados, que no vemos diferencias en relación con los ingresos ni en la posibilidad de ocupar puestos jerárquicos como gerencias o la dirección de instituciones de salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Consejo Internacional de Enfermería (CIE) continúan llevando adelante la campaña “Nursing Now”, cuyo objetivo es promover el fortalecimiento de la profesión de Enfermería en el mundo. Según su criterio, ¿cómo se podría fortalecer su labor? ¿El trabajo del personal de enfermería está subestimado en el país y globalmente?

Es una campaña sumamente importante para enfermería que la está llevando adelante el Consejo Internacional De Enfermería y la OMS para fortalecer la formación del profesional. En nuestro país estamos fortaleciendo la profesionalización de la carrera desde hace unos años, con la acreditación de la licenciatura de enfermería y los dos nuevos doctorados en enfermería, uno en la Universidad Nacional De Tucumán y otro en la Universidad Nacional De Rosario.

Nuestra labor se fortalece precisamente con el incremento de la formación y capacitación contínua. Es una profesión que requiere actualización permanente. En muchos casos el rol del enfermero está subestimado y se suele comparar el cuidado que brinda como una actividad de menor importancia, no como una persona que trabaja con cuidados esenciales brindados de forma profesional.

Nuestro cuidado va más allá de una persona enferma, va hacia la protección de la salud y la promoción de hábitos saludables. A un país lo beneficiaría más tener a enfermeros haciendo promoción y protección de la salud que tener profesionales de la salud dedicados sólo al arte de curar. La salud pública no es sólo recuperar en la enfermedad, sino lograr que las comunidades no se enfermen, no requieran de los equipos sanitarios para curarse. Esta pandemia tiene mucho de esto… prevenir para no llegar a la enfermedad.

Dado el contexto de crisis sanitaria que estamos atravesando a nivel mundial, ¿qué sensaciones tienen respecto al hecho de que la pandemia del 2020 coincida con el año en que se conmemore a la enfermería?

Me genera sentimientos encontrados. Por un lado orgullo, ya que la pandemia nos está poniendo en un papel preponderante en la sociedad. Por otro lado tristeza, ya que se habían proyectado un montón de celebraciones a nivel internacional y localmente para honrar este momento tan especial, que por la pandemia quedaron postergados indefinidamente.

Si pudiéramos decir algo bueno sobre el Coronavirus ¿qué visibilidad o qué cambios ha aportado la pandemia respecto al labor que desempeña el personal de salud?

Fundamentalmente lo que ha visibilizado es que somos un profesional fundamental en los equipos de salud. Ya no se habla sólo de un médico liderando un equipo si no de equipos transversales donde cada uno desde su expertise aporte para cuidar y curar a los pacientes, así trabajamos en ITAC.

Es vital para la salud de la población que tanto la enfermería como, los médicos, bioquímicos, como el personal de hotelería, en definitiva, que todos trabajemos mancomunados para evitar que la pandemia se propague.

¿Cómo es el día a día de un o una enfermera en esta crisis sanitaria? ¿Cómo se encuentran hoy física y mentalmente? ¿Reciben ayuda de algún tipo?

El día a día de un enfermero en esta crisis es ir a trabajar como siempre, eso no cambia, pero sí cambian las modalidades. Nos tenemos que trasladar con barbijo, nos cambiamos la ropa apenas entramos en la institución por el uniforme (el uniforme no sale del instituto). Además, en ITAC trabajamos con máscaras faciales que disminuyen la posibilidad de contagio según las recomendaciones de los infectólogos.

Física y mentalmente uno está más agotado. Desde mi rol como Jefa de Departamento en ITAC, me lleva a estar en forma permanente tratando de que no falten insumos, de que estén todos contenidos tanto física como emocionalmente. Desde el instituto nos proveen atención psicológica frente a la pandemia.

Para el equipo de trabajo hoy es muy importante contar con la presencia física de sus jefes y superiores, que podamos estar de cerca acompañándonos y no desde la lejanía de nuestras casas. En este momento la cercanía es fundamental, capacitando profesionalmente a todos, hacemos simulacros y estamos constantemente apoyándonos en nuestros colegas.

La salud pública no es sólo recuperar en la enfermedad, sino lograr que las comunidades no se enfermen.

Tristemente hemos visto en las noticias cómo algunos trabajadores de la salud son discriminados de sus propias viviendas por sus vecinos, por el temor al contagio ¿Qué les dirían a las personas que aún no comprenden que detrás del personal de salud que está en las primeras líneas de batalla hay personas de carne y hueso, que se exponen a diario a un virus y otras enfermedades, que en muchos casos se encuentran apartados de sus familias por el peligro de contagio, y que deben enfrentarse con este tipo de agravios?

Esos casos se dan por miedo al contagio. Y la realidad es que nosotros dentro de la institución, en mi caso en ITAC, gracias a los protocolos del Ministerio de Salud, estamos igual o más protegidos que lo que puede estar cualquier persona en su domicilio.

Es importante saber que todos somos posibles portadores sin saberlo, tanto los trabajadores de la salud como aquellas personas que salen hacer las compras o que van a sus trabajos. Por eso lo importante es cuidarnos, si nos cuidamos a nosotros también estamos cuidando al otro.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram