Andy Rubin ve a la inteligencia artificial y las computadoras cuánticas como “la siguiente gran movida”

Andy Rubin, el veterano de Google que convirtió a Android en el sistema operativo para celulares más usado del mundo, está convencido de que la inteligencia artificial es la siguiente gran revolución.

Andy Rubin es el fundador de Playground Global, una incubadora de hardware y software, además de una empresa inversora que supervisa al menos $300 millones de dólares. Como buen veterano de las transiciones tecnológicas, Rubin está pensando en los posibles cambios que revolucionarán la industria de las tecnologías.

"Las nuevas plataformas de cómputos nacen cada 10 o 12 años", dijo en la Conferencia de Bloomberg Technology, citando al MS-DOS y a Windows como ejemplos.

"¿Cuál será la siguiente gran plataforma?... Será acerca de sistemas y personas enseñando a los sistemas de inteligencia artificial a aprender."

El ejecutivo defendió su apuesta, revelando que él mismo y Redpoint Ventures inviertieron en startups relacionadas con la computación cuántica, que prometen reformar la velocidad de procesamiento de los muchos cálculos que las computadoras típicas realizan, mediante el uso de partículas subatómicas.

Rubin cree que es el momento adecuado para crear ordenadores cuánticos basados ​​en los mismos procesos utilizados para fabricar chips tradicionales, y luego conseguir que esas máquinas ejecuten algoritmos de IA. El equipo resultante podría ser tan poderoso que sólo habría de ser necesario disponer de uno en el mundo, dijo.

Además de la compañía cuántica, que Rubin se negó a identificar, Playground ha respaldado a otras 14 nuevas empresas. Una de ellas produce un transpondedor de aviones no tripulados, otro un altavoz portátil mochila que hace vibrar el cuerpo al compás de la música.

Rubin trabajó en Google durante casi una década y siguió su iniciativa de un teléfono inteligente Android. Luego condujo las adquisiciones de numerosas empresas de robótica para formar el grupo Replicant, cuyo nombre está en código. Se fue de Google, y ahora forma parte de Alphabet Inc., desde el 2014.

Android ha sido un éxito fenomenal de la empresa, dando a Google una vía de mejorar su motor de búsqueda y colocar anuncios a la vista de miles de millones de usuarios de teléfonos inteligentes. Playground no se concibe como una copia de nuevas empresas existentes, sino que también construye nuevas empresas. "Tengo una firma activa teniendo una empresa incubadora en el espacio móvil", agregó, aunque declinó nombrar esa firma también.

El esfuerzo robot no ha sido fructífero. Google ha mostrado pocos progresos comerciales hasta la fecha y la compañía está vendiendo Boston Dynamics, la empresa robot más prominente adquirida por Rubin mientras se encontraba en Google.

"No creo que nada haya salido mal", dijo Rubin. "Google está tratando de hacer algo realmente muy grande y significativo para la vida cotidiana. Esto es un plan de 10 años. Estoy relativamente impaciente."

Por Jack Clark | Bloomberg
Traducción de Santiago Bellomo para VidaPositiva

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción