Alemania, los secretos del modelo ganador para convertirse en Monarca

El seleccionado germano, que no ganaba un torneo desde la Eurocopa 1996, volvió a la cumbre del fútbol mundial

Alemania se coronó campeón de la Copa del Mundo. Foto: Reuters

¿Cómo olvidar este resultado global de 7-0 para Bayern Munich ante Barcelona? Los catalanes ya habían dados signos de debilidad. Pero esta supremacía germana con dos goleadas inolvidables fue sorprendente. Primero, 4-0 en Alemania, y después, 3-0 en el Camp Nou. El fin de la Era de Barcelona. En la final de la Champions League 2013 habría dos equipos de la Bundesliga: Bayern Munich y Borussia Dortmund. Es cierto que un año después Real Madrid y Atlético Madrid fueron los finalistas. Pero la superioridad de Bayern fue abrumadora ante Barcelona. Como lo fue la de la selección de Alemania ante Brasil en esta semifinal de Copa de las Copas.

Desde 1996, cuando ganó la Eurocopa, que Alemania no consigue un título. El punto de partida de esta nueva hegemonía alemana nació con el alejamiento de Rudi Völler en 2004 como entrenador de la selección, y tras la eliminación en primera rueda de la Eurocopa 2004. Llego Jürgen Klinsmann, y junto a él, como ayudante, el actual DT, Joachim Löw. Y se empezó a gestar una nueva visión del fútbol. Al despliegue, al trabajo físico y su disciplina táctica, Alemania sumó la técnica y el objetivo constante de la búsqueda del arco rival. Empezó a atacar sin pausas.

Además, al trabajo de Klinsmann, como se mencionó en este medio, se sumó un plan estratégico para desarrollar el fútbol juvenil, con centro de formación de talentos y escuelas en todo el país.

Llegaron los primeros resultados. En el Mundial de Alemania 2006, llegaron a las semifinales tras derrotar por penales a la Argentina (papelito de Lehman mediante), y fueron terceros. En 2008 jugarán la final de la Eurocopa que finalmente perdieron ante España, reyes en Sudádrica 2010. En el Sub 21, ganan la Eurocopa 2009. En Sudádrica 2010, tras la histórica goleada 4-0 ante la selección de Diego Maradona, otra vez se clasificaron a semifinales.

Este equipo juega junto desde hace al menos seis años en la selección. Y muchos comparten equipo en la Bundesliga. Se conocen de memoria. Tras la salida de Klinsmann, en 2006, Löw se hizo cargo de la dirección técnica y profundiza la filosofía ofensiva de su antecesor. Y hasta incluyó pinceladas barcelonísticas a la orquesta. La prensa muchas veces lo tildó de romántico porque Alemania no ganaba títulos, aunque todos reconocían que jugaba muy bien.

Otro ingrediente fundacional de esta nueva Alemania fue la técnica heredada de los hijos de inmigrantes. Miroslav Klose (polaco, nacionalizado alemán), fue goleador en el Mundial de 2006. Otro polaco nacionalizado alemán dio que hablar en aquel certamen: Lukas Podolski. También dieron sus primeros pasos otros como los polifuncionales Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger. En Sudáfrica 2010 aparecerían nuevos valores como Mesut Özil (musulmán, hijo de inmigrantes turcos), y Sami Khedira (padre de Túnez y madre alemana; capitán de Alemania campeón Eurocopa Sub 21). Khedira le tocó ni más ni menos que reemplazar a Michael Ballack, quien se había lesionado antes del Mundial . También Thomas Müller irrumpió en Sudáfrica 2010.

Después, Alemania fue sumando más talentos. Mario Götze, por ejemplo, a quien llaman Götzinho por su depurada técnica, y quien hoy fue el héroe de la final con una gran definición. Jéröme Boateng, de ascendencia ghanesa, y cuyo hermano juega en la selección africana, es otro que se sumó esta Alemania multicultural. Shkodran Mustafi, hijo de inmigrantes albaneses, es otro.

La columna vertebral de este equipo está compuesto por jugadores de Bayern Munich: el arquero Manuel Neuer, Bastian Schweinsteiger, Thomas Müller, Philipp Lahm, Toni Kroos y Jéröme Boateng. Justamente, el equipo que destronó de masazo a Barcelona de la cima. Ahora, es Alemania quien marca la nueva era del fútbol mundial. Un equipo que se conoce, cuya Liga se fortaleció mucho en los últimos años, que le sumó técnica a su despliegue físico y táctico, y que hace tiempo viene amagando con ser el rey. Hoy, finalmente, lo concretó. Y lo merece: fue el mejor equipo del Mundial..

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

canchallena.com