Una mujer camionera viaja con su bebe de casi dos meses

De niña soñaba con conducir un camión; desde los 21 años recorre las rutas argentinas y hoy lo hace junto a su pequeño

No es común ingresar a un puerto -en este caso, el de la capital santafecina- y encontrar que entre los camioneros que aguardan pacientemente su turno para descargar los granos que transportan, esté una mujer. Menos aún que, en la doble cabina del camión descanse un bebe de casi 2 meses de vida.

"Es mi hijo, que me acompaña prácticamente desde que nació. Viaja conmigo, como yo hacía con mi padre desde muy chica. Y estamos en Santa Fe descargando cereal en el puerto", explico Cielo Patat, una entrerriana que conduce camiones "desde que alcancé los 21 años y me otorgaron la licencia correspondiente para hacerlo", a la señal Cable y Diario, el canal de cable del diario El Litoral.

Cielo Patat, que prefirió no revelar su edad, nunca consideró factible otra profesión distinta a la que ejerce. "Mi padre siempre tuvo camiones y, de niña, yo le decía a todos que también conduciría un camión cuando creciera. Pero en esa época, por supuesto, todos se oponían a la idea". Hoy se muestra orgullosa de serlo, aunque cuenta que algunas cosas cambiaron en los últimos meses. "Los camiones me gustan, como se puede observar. Y siempre dije que el día que constituyera una familia y tuviera hijos, iba a dejar de andar por las rutas. Pero estar conduciendo es más fuerte. No pude bajarme y acá estoy", apuntó.

Cielo no deja de reconocer que el trabajo que mantiene "es riesgoso" y particularmente "porque sé que estoy exponiendo a mi hijo. No se puede ocultar que las rutas hoy son peligrosas. Pero desde que nació mi hijo algunas cosas cambié. Ya no hago los viajes de antes; no estoy cinco días fuera de mi casa. Trato de realizar los fletes cercanos para poder retornar y pasar la noche en mi casa, para que ambos descansemos. Sé que muchos podrán cuestionarme por llevar a mi hijo tan chiquito en el camión, pero deben entender que es mi trabajo y que es la única forma de criarlo. El tiempo dirá si continúo o me bajo del camión", concluyó.

Minutos después de finalizar la descarga, el camión enfiló hacia el túnel subfluvial. "A casa y a descansar", habrá pensado la camionera.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por José E. Bordón | Fuente: LA NACION