Saunalahti, la escuela del futuro

Según el reconocido informe PISA, es considerado el mejor colegio del mundo y queda en Finlandia.

Desde el inicio, los arquitectos y los agentes educativos tenían claro que buscaban ante todo varios conceptos: la colaboración, la interacción, la libertad y creatividad. Es asombroso ver cómo este centro es en realidad lo más importante del barrio. No el centro comercial, ni el parque, ni la calle principal, sino la propia escuela.

Aquí no hay horarios. El colegio no se abre sólo de 9 a 17 horas, es accesible gran parte del día y quien desee puede entrar. Porque aquí se llevan a cabo infinidad de tareas enfocadas a cualquier ciudadano, anciano, trabajador, padre, madre o niño…

Un colegio sin pupitres

La educación no es fija, no se recibe sentado de forma rígida en una silla y ante una mesa individual. El alumno se mueve, las paredes están hechas de cristales y puede ver el exterior así como el resto de las aulas. Se fomenta el trabajo en grupo, de ahí que las mesas se organicen para que los alumnos trabajen en grupo, y para que el que el niño busque información en la biblioteca y en las computadoras.

Se propicia que el alumno sea un agente activo en su formación guiado siempre por su maestro.

Un centro con ancianos, niños, padres, y profesores

El colegio Saunalahti alberga también un centro de día para ancianos, un gran gimnasio, una guardería, una inmensa biblioteca, y un centro de juventud. Son múltiples sinergias de las que enriquecerse y con las que interactuar para crecer y aprender.

El aprendizaje está dentro y fuera del aula

La educación no es exclusiva del centro donde un niño estudia. Una persona adquiere conocimientos de su familia, de la comunidad, de la calle, de la televisión, de Internet. El mundo es una entidad que se mueve y cambia a cada instante, así que es necesario que el alumno vaya más allá de ese libro sobre su pupitre o esa fórmula del pizarrón.

La vida de la comunidad gira alrededor del colegio Saunalahti. Los padres pueden ir al gimnasio por las tardes, los abuelos están por la mañana en el área diurna para la tercera edad, los vecinos organizan eventos y proyectos donde pueden colaborar los niños. La unión es perfecta y cada agente es importante en la educación de los pequeños.

El niño debe experimentar, llevar a cabo proyectos, investigaciones, ahí donde sea siempre una mente activa que sacie su curiosidad, y que cada dato lo lleve a otra información. El maestro es un guía que orienta y propicia el aprendizaje, que fomenta, que enriquece que induce ese aprendizaje informal.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Educación | Fuente: Super Curioso