Retro running, la nueva moda

Esta nueva modalidad de correr hacia atrás ya tiene competencias oficiales en el mundo.

El retro-running consiste en correr hacia atrás, práctica que refuerza de manera diferente los músculos que ya se ejercitan al correr hacia delante, pero puede resultar peligrosa dadas sus características.

La mayoría pensamos que estamos diseñados para ir solamente hacia adelante, sin embargo, el retro running está sumando adeptos en todo el mundo, ya que son cada vez más las personas que deciden salir a correr de espaldas.

¿Pero esto realmente tiene algún beneficio?

Los especialistas afirman que tiene beneficios como la mejora del equilibrio y la coordinación. Cuando se practica, el cuerpo debe ir algo inclinado hacia atrás, lo que también ayuda a fortalecer la zona lumbar y los abdominales. Otro de los beneficios de este deporte es que las rodillas sufren un menor impacto en carrera.

"Correr para atrás es un trabajo muy específico que suelen hacer los velocistas. Es un ejercicio necesario para no sufrir lesiones durante la etapa de frenaje, ya que refuerza los isquiotibiales"

De todas formas, no está comprobado que este ejercicio queme más calorías que correr normalmente, pero se le pueden sumar otra clase de ejercicios para mejorar la musculatura y la resistencia de cada uno.

Esta práctica conlleva diversos riesgos como la posibilidad de caerse, ya que no se ven los obstáculos que pueden estar detrás. Los especialistas alertan a su vez de NO practicar esta disciplina en cintas de correr, ya que se pueden sufrir graves caídas si se pierde el equilibrio.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram