PyMES: El arte de navegar en mares turbulentos

Las pequeñas, medianas y micro empresas son la clave en el tejido económico y laboral. La pandemia del Covid-19 está dejando secuelas no sólo en el plano de la salud, sino también a nivel económico, provocando una fuerte desaceleración que promete extenderse más allá de este año, poniendo en riesgo la supervivencia de un gran número de PyMES.

Es esencial proteger y fortalecer a las pequeñas, medianas y micro empresas, pues son éstas el motor de la economía, representando el 65% del empleo en España y el 50% a nivel mundial, además de ser una fuente indispensable de bienes y servicios.

3 retos importantes

  • Los obstáculos a los que se enfrentan estos negocios a la hora de adaptarse a la nueva situación, destacando entre ellos la necesidad de financiación. Asimismo, en este punto se ponen de relieve algunas oportunidades que se pueden encontrar durante este proceso, como el aumento de la productividad mediante el teletrabajo, un aspecto revelado en algunos estudios.
  • En segundo lugar, la transformación digital: un proceso indispensable para adaptarse a crisis como la actual y potenciar el desarrollo sostenible dentro de la propia organización.
  • Por último, aprovechar las nuevas tendencias del mercado alineadas con el desarrollo sostenible, una apuesta que, sin duda, incrementará sus posibilidades de crecer y sobrevivir tanto a ésta como a futuras crisis.

El mensaje es que “todo suma” y debemos procurar entender los cambios que se producirán, mientras esperamos la llegada de la ansiada vacuna.

Algunas acciones concretas sugeridas a las PyMES

  1. Uso de las redes sociales: En un momento en que el cliente se ha retirado y está prácticamente recluido en casa, los propietarios de pequeñas empresas deben usar herramientas digitales para llegar al público. Una solución rápida y de bajo costo es invertir en la creación de perfiles de empresa en las principales redes sociales.
  2. Plataformas de ventas en línea: Si su empresa aún no tiene herramientas de ventas en línea, ahora es el momento de hacerlo. Evalúe cuál de las diferentes plataformas disponibles en el mercado se adapta mejor a sus necesidades.
  3. Aplicaciones para Delivery: Los proveedores de servicios y las empresas de alimentos están comenzando a sufrir la ausencia de clientes. En este caso, es mejor que el emprendedor se adapte para pagar las tarifas cobradas por las aplicaciones que hacen delivery, a no vender nada. En el segmento de alimentos, la adhesión de bares y restaurantes a estas aplicaciones se ha convertido prácticamente en una necesidad en este momento de crisis. Si todavía tenía alguna resistencia a este modelo, ahora es el momento de repensar su estrategia.
  4. Evalúa tus costos: Es esencial que el empresario tenga un conocimiento profundo de los costos de su empresa y pueda evaluar cuáles son los esenciales para mantener el negocio en funcionamiento. En un contexto de caída de ingresos, necesita priorizar aquellos que son realmente fundamentales y cortar o reducir los demás.
  5. Negociar con sus proveedores: Con la caída de los ingresos, deberá negociar con sus proveedores un mejor plazo para cumplir con sus compromisos. Esta negociación puede traer el ímpetu necesario para mantener esos pagos y otros gastos que no pueden posponerse.

Los empresarios pyme se caracterizan por ser "pilotos de tormentas", maestros en el arte de navegar en mares turbulentos e inciertos, por lo tanto y una vez mas un "aggiornamiento empresario pyme" resulta fundamental para ganar tiempo y buscar rentabilidad frente a la "pandemia económica".

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram