Mujeres que cambian el mundo

Son capaces de hacer todo al mismo tiempo. Su fuerza de voluntad y energía para sortear obstáculos es la cualidad que las distingue y las enriquece.

Son las mujeres que hoy ante un nuevo contexto histórico, social, económico y cultural atraviesan nuevos desafíos y salen a la vida capitalizando sus capacidades intelectuales, laborales y emocionales.

Hoy 8 de marzo es el Día Mundial de la Mujer

Y, nunca está de más recordar y reivindicar el rol del género femenino en una actualidad que invita al esfuerzo, al trabajo y a los buenos valores. Estos tres parámetros fueron los que signaron esta conmemoración que rinde tributo a la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

En 1914 comienza la Primera Guerra Mundial, que enfrenta a la Rusia del Zar con Alemania y con el Imperio austro-húngaro. Tras tres años de conflicto bélico, la privación de las necesidades básicas para la población civil, fueron el signo de la época. Los primeros días de marzo de 1917, los alimentos escaseaban de manera absoluta, ni siquiera había harina para hacer pan. Las mujeres no tenían recursos, trabajo, ni ayuda para alimentar a sus hijos y decidieron unirse para reclamar y reivindicar el derecho a la supervivencia.

De manera espontánea, el 8 de marzo de 1917 la población femenina de San Petersburgo marchó hacia en Palacio de Invierno, sede del gobierno ruso, para reclamar el suministro de alimentos a la población.

No querían derribar a un gobierno o hacer visible una reivindicación del tipo político, simplemente pedían lo mínimo para subsistir y darle de comer a sus hijos. La decisión del poder fue reprimirlas. Pero, los soldados que portaban los cañones de los fusiles, las armas y las bayonetas vieron en el rostro de aquellas mujeres a sus abuelas, madres, hermanas, esposas o hijas y ellos también padecían junto a ellas los estragos del hambre. Aquel 8 de marzo pasó a la historia, no sólo por la lucha de estas mujeres sino también porque los oficiales decidieron contradecir al poder y no disparar a las protagonistas de una causa justa y legítima para todo el pueblo ruso. En 1975, la Asamblea General de las Naciones Unidas, instituyó el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo, reconociendo y homenajeando a la lucha de aquellas madres que pusieron su cuerpo y su alma por la alimentación de sus hijos.

Argentinas que hacen historia

En el país existen miles de mujeres que dedican su vida a luchar por la justicia, la satisfacción de las necesidades básicas o son arduas trabajadoras de su vocación, imprimiendo su dedicación y buenos valores. En el Día de la Mujer, conocerlas y reconocerlas, es la misión:

Viviam Perrone, referente de Madres del Dolor

El 1º de mayo de 2002, su hijo Kevin Sedano, fue atropellado por Eduardo Sukiassian en la Avenida del Libertador, en Olivos. El automovilista se dio a la fuga y a partir de entonces, Viviam encabezó una lucha imparable para garantizar el derecho a la vida y penalizar a los responsables de los miles de accidentes automovilísticos que se suceden en el país año a año.La impunidad fue la respuesta de las instituciones responsables ante la legitimidad de su causa. Sukiassian fue condenado a tres años de prisión, pero sólo cumplió dos meses de condena, ya que fue beneficiado con seis meses de prisión domiciliaria y luego, quedó en libertad. Viviam es la cara visible de las Madres del Dolor, un grupo de mujeres que se unió para defender la muerte de sus hijos en manos de la negligencia o la inseguridad. Son el símbolo del valor de la Justicia en la Argentina actual.

Sandra Pawliska, atleta y deportista trasplantada

En el 2008 su vida cambió para siempre. Aquel año recibió un trasplante de riñón que no sólo le devolvió la salud física sino que también la convirtió en una mujer destacada y en un ejemplo del sí se puede.A los 44 años y con una nueva oportunidad que le daba la vida, Sandra comenzó a practicar atletismo en el CENARD y su enorme fuerza de voluntad y talento para el deporte la convirtió en una de las más destacadas atletas de la Asociación de Deportistas Transplantados República Argentina (ADETRA). Participó de los IX Juegos Argentinos y VI Latinoamericanos para Transplantados que se realizaron en Buenos Aires en 2012, con el fin de crear conciencia acerca de la importancia de la donación de órganos y además, reflejar a partir de su historia, la posibilidad real de vivir una vida óptima tras un trasplante. Sandra representa el triunfo de las ganas de vivir, dando el ejemplo de una vida sana física y emocionalmente.

Silvia Barrera, ex combatiente de Malvinas

Siendo tan sólo una adolescente debió enfrentar una guerra, ver como sus compañeros morían o quedaban seriamente heridos. Su actitud y coraje no sólo salvaron su propia vida sino que además, ayudó a cientos de soldados curándoles sus heridas y conteniéndolos ante el dolor físico y emocional. Hoy Silvia trabaja como responsable de Ceremonial en el Hospital Militar y encabeza la lucha por el reconocimiento de los veteranos de Malvinas. Ella es quien hoy pide no olvidar a los cientos de jóvenes que fueron sus compañeros y sus amigos y merecen todavía un homenaje en una Argentina que no debe perder la memoria de sus héroes. Silvia, fusionó la solidaridad y la valentía, trascendiendo todos los límites posibles para salvar la vida de su prójimo.

Sandra Díaz, primera mujer argentina miembro de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos

Es bióloga y su enorme talento y potencial para la ciencia la convirtió en una figura imprescindible en el campo de la investigación mundial en temas vinculados con la ecología. Nació en la localidad de Bell Ville, en la provincia de Córdoba, y en el 2009 fue elegida para integrar la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, lo que la convierte en la primera mujer argentina en ser miembro de esa organización. Además, en el 2008 Sandra había compartido el Premio Nobel de la Paz por su trabajo junto al Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC), del cual es miembro activo. Su rol como investigadora se basa fundamentalmente en crear y generar beneficios medioambientales que favorezcan a la comunidad y en la actualidad es una de las mayores referentes en el tema a nivel mundial.

Agustina Cavanagh, Directora Ejecutiva de la Fundación Cimientos

“Tú debes ser el cambio que quieres ver en el mundo” afirma Agustina citando las sabias palabras de Mahatma Gandhi. Este lema se materializó en su vida, liderando una organización que se propone que ningún niño de la Argentina se quede sin su primer derecho: la educación. Agustina Cavanagh, es la Directora Ejecutiva de la Fundación Cimientos una organización sin fines de lucro cuya misión es promover la igualdad de oportunidades educativas mediante acciones y programas que contribuyan a mejorar las trayectorias escolares de niños y jóvenes, fortalecer a los docentes y a las escuelas en su rol educador y cooperar en la solución de los problemas que aquejan al sistema educativo argentino. Desde el año 2005 miles de chicos terminaron su primario y secundario gracias a la lucha de Agustina y su enorme esfuerzo por construir un país mejor.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano