Motivar a la tolerancia y a la paz. La misión de una delegación argentina de diferentes credos religiosos que viajarán a Israel, Palestina y el Vaticano.

La idea nació del sacerdote Guillermo Marcó, el rabino Daniel Goldman y Omar Abud

Foto: Raúl Ferrari / Télam

Las palabras toman cuerpo y sentido con el ejemplo, así lo pensaron un grupo de argentinos que decidieron unirse para ejercer los valores de la tolerancia, el respeto, la empatía y la paz.

Un total de 43 personas que profesan la religión musulmana, judía y cristiana viajarán juntos a Israel, Palestina, Jordania y Vaticano en pos de transmitir un mensaje de convivencia, identificación y aprendizaje sobre los valores humanos como la guía suprema de las acciones a favor del prójimo.

Para la delegación argentina que emprenderá esta misión, la diversidad no es un problema sino una solución ya que desde la distinción se comprende y se aprende la manera de sentir, pensar y hacer de una persona, una población o un país diferente al propio.

El viaje comenzará el martes próximo y la delegación argentina prevé realizar diversas visitas a líderes políticos, autoridades y referentes religiosos, comunidades y lugares santos que identifican y definen la historia y la cultura de las tres religiones.

Entre las citas pautadas, la delegación ya concertó reuniones para el día 20 de febrero con con el presidente palestino, Mahmud Abbas, en Ramallah; el 23 con Shimon Peres en Jerusalén, Israel; el 25 con el rey de Jordania, Abdullah II, en Ammán; y el 27 de febrero con el papa Francisco, en Ciudad del Vaticano.

Entre los escenarios más relevantes previstos para sus distintas visitas se encuentra la Vía Dolorosa, el Santo Sepulcro, el Muro de los Lamentos, la Explanada de las Mezquitas o el Monte del Templo. Además, plantarán árboles en Jerusalén; y visitarán las ciudades jordanas de Ammán y Petra; las Catacumbas de Santa Cecilia y una mezquita y una sinagoa en Roma, Italia.

La idea de unirse en pos de la paz y la tolerancia, nació del sacerdote Guillermo Marcó, el rabino Daniel Goldman y Omar Abud en conjunto con el Instituto de Diálogo Interreligioso con el fin de exportar desde la Argentina la unión y la convivencia plena y productiva entre los distintos credos religiosos monoteístas que conforman a la población del país.

El viaje es absolutamente financiado y costeado por sus 43 protagonistas y no cuenta con financiamiento por parte de ninguna entidad pública o privada.

Sus protagonistas destacaron que el mensaje del Papa Francisco fue una gran motivación para emprender esta misión ya que en cada uno de sus actos y palabras convoca al mundo a la convivencia interreligiosa como un modelo de respeto y pacificación.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción