Marcelo Caldano, economía solidaria en primera persona

Él es quien cree que miles de personas anónimas sin trabajo, ni oportunidades deben comprender que el desarrollo y el progreso son opciones reales y tangibles en la biografía humana

“El fruto de una acción solidaria debe ser la dignificación del ser humano, expresada a través de su trabajo y de la capacidad de darse a sí mismo en beneficio del bien común“, así un hombre llamado Marcelo Caldano explica el sentido de su vida. Él es quien cree que miles de personas anónimas sin trabajo, ni oportunidades deben comprender que el desarrollo y el progreso son opciones reales y tangibles en la biografía humana.

Es decir, la solidaridad por definición se sustenta en la acción de mejorar la vida del prójimo, aportándoles la posibilidad de autosuperación. Este fue el lema de Marcelo, un innovador en la implementación y puesta en práctica de la economía social y el comercio justo en la Argentina.

Convencido que las reglas económicas no son homogéneas sino que se redefinen y modifican en el marco de las necesidades sociales, Marcelo puso manos a la obra y creó una iniciativa inédita en el país en pos de capitalizar su conocimiento y experiencia en economía para ayudar a crear oportunidades para los sectores más vulnerables.

“Se dice que el tiempo es oro. Nuestro oro es tiempo. La base oro de nuestro tiempo es aquél que dedicamos a nuestras causas comunes”, destaca Marcelo y bajo este ideal fundó la Fundación S.O.L. (Solidaridad - Organización - Libertad).

La organización funciona como un Banco de Horas Comunitario, un sistema económico alternativo que transforma la escasez de dinero en efectivo en recursos no económicos que cada miembro de la comunidad posee, como capacidad productiva, experiencia, conocimientos, habilidades y saberes.

A fuerza de pura creatividad, Marcelo valora la calidad del ser humano y no la cantidad de dinero o bienes disponibles que posean. “Hemos aprendido que todas las personas tienen algo para dar. El Banco de Horas Comunitario es en realidad un Banco de Donaciones en donde cada uno se transforma en un generador de riqueza, y de esta manera la población se activa participando de "objetivos" que lo trascienden y lo incluyen a la vez”, explicó su creador.

El foco de la acción de la Fundación S.O.L es la generación de capital a través de una cultura solidaria basada en los lazos y la interacción productiva comunitaria, y así a través de los esfuerzos complementarios y comunes el progreso se produce tanto a nivel individual como grupal.

A través de su sistema, Marcelo ha inspirado a diferentes comunidades en países como México, España, Brasil y EEUU. Además, el sistema ha sido reconocido en concursos de innovación para la sustentabilidad comunitaria, a nivel provincial, nacional e internacional.

Un nuevo modelo económico basado en el trabajo, la dignidad y el desarrollo es posible. La acción de Marcelo es la prueba fehaciente sobre cómo la solidaridad es el camino para transformar la inequidad en inclusión.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción