Los líderes usan la intuición para activar experiencias

Un líder está siempre atento a su intuición, a su voz interior y a su visión de las cosas, utilizando los recursos disponibles para producir resultados.


Por Omar Romano
:: Europa ::

“Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición.” - Steve Jobs -

La intuición es un concepto que describe el conocimiento que es directo e inmediato, sin intervención de la deducción o del razonamiento, siendo considerado como evidente. Según algunas teorías psicológicas, se le llama intuición al conocimiento que no sigue un camino racional para su construcción y formulación, y por lo tanto no puede explicarse o, incluso, verbalizarse.

El individuo puede relacionar ese conocimiento o información con experiencias previas, pero por lo general es incapaz de explicar por qué llega a una determinada conclusión o decisión. Las intuiciones suelen presentarse más frecuentemente como reacciones emotivas repentinas a determinados sucesos, percepciones o sensaciones que como pensamientos abstractos elaborados y muy relacionados con las creencias e ideologías.

Según John Maxwell, el autor de las 21 leyes del liderazgo, esta es la ley más difícil de comprender, y ello es debido a que intervienen en ellas factores intangibles, como el instinto o la intuición.

La intuición propia de los líderes es innata en muchas ocasiones, pero también puede desarrollarse y pulirse. Esta intuición es la que hace que los líderes sepan que hacer en cada momento, y les permite interpretar factores intangibles, entenderlos, y utilizarlos para alcanzar sus metas:

  1. Los líderes interpretan su situación. En todo tipo de circunstancias, captan detalles que a otros se les escapan: Clima, dinero, hambre, sueño, ánimo, etc. Pueden medir el clima emocional de la gente, saben hasta donde pueden pedir de la gente.
  2. Los líderes interpretan las tendencias. Pueden oler en el viento los cambios, pueden mirar a lo que sucede con perspectiva y ver no sólo hasta donde ellos y su gente han llegado, si no hacia donde se dirigen.
  3. Los líderes interpretan sus recursos. Un individuo exitoso piensa en términos de lo que él puede hacer, sin embargo, un líder de éxito piensa en términos de recursos, prestando especial importancia a los recursos humanos (Gente).
  4. Los líderes interpretan a las personas. Los líderes intuitivos pueden ver lo que sucede entre las personas y, casi instantáneamente conocer sus esperanzas, temores y preocupaciones, como decía el presidente norteamericano Lyndon Johnson, “quién entra en una habitación y no puede decir quién está a su favor y en su contra, no pertenece al mundo de la política (no es un líder)”.
  5. Los líderes se interpretan a sí mismos. Conocen sus puntos fuertes, débiles, estados de ánimo, fortalezas y oportunidades.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram