Los alimentos y las bebidas digestivas

Dieta Mediterranea

Los enzimas son sustancias de naturaleza protéica, que se sintetizan en los organismos vivos y que activan determinadas reacciones específicas en el organismo. Dicho de otro modo, son "la llave" que abre la puerta para que se puedan llevar a cabo algunas reacciones en el organismo. Se pueden clasificar en tres grupos:

  • Digestivas: Se segregan a lo largo del tubo digestivo, para aprovechar los nutrientes ingeridos.
  • Metabólicas: Se segregan en el interior de las células para multitud de funciones que no me interesa mencionar en este artículo
  • Dietéticas: Forman parte de la composición de alimentos crudos; la mayor parte de las enzimas se destruyen por la acción del calor. Favorecen los procesos digestivos y el funcionamiento de las otras enzimas.

En resumen: hay unas sustancias llamadas enzimas sin las cuales no podríamos hacer la digestión. Algunas de ella se encuentran en alimentos de origen vegetal que comemos crudos como por ejemplo: verduras, hortalizas, frutas (en especial la piña por su contenido en bromelina, o la papaína de la papaya), germinados, alimentos fermentados y la horchata de chufa.

Dicho esto: ¿la piña adelgaza? NO. La piña es una fruta baja en calorías, y que por su alto contenido en una enzima (la bromelina) ayuda a la digestión de las proteínas. Lo que ocurre es que en la dieta de la piña, se sustituyen alimentos más calóricos por esta fruta baja en energía. Y de ahí que se pierda peso. Por supuesto que yo estoy a favor de su consumo, pero un consumo informado sobre sus propiedades.

Los helados

Personalmente no creo que los helados tengan un efecto digestivo en el estómago, lo que ocurre es que tienen un efecto refrescante en la boca, y eso puede hacer pensar que ayuden a hacer la digestión. De cualquier forma hay que distinguir los de base acuosa (los sorbetes, que neutralizan los sabores en la boca y la refrescan) de los cremosos, que lo único que aportan es frescor en la boca, ya que la grasa es un retardante de la digestión, es decir, estos últimos no es que ayuden a hacer la digestión, sino que la retardan.

¿Y qué ocurre con los licores digestivos?

El licor es una palabra que significa “disolver”, ya que se refiere a la disolución y maceración de aromas de hierbas u otras esencias que han sido utilizadas para hacer esa bebida.

No hay estudios concluyentes al respecto, pero se sabe que el alcohol (etanol), una vez absorbido en el estómago, favorece la vasodilatación. Esto aumenta la secreción de algunas enzimas digestivas, lo que podría tener como consecuencia una digestión más rápida. Este efecto se consigue si tomamos un chupito o una copa, porque con mayor cantidad, se consigue el efecto contrario: molestias y pesadas digestiones.

De cualquier modo, siempre es más sano optar por una infusión de hierbas digestivas. Aunque un chupito de “Limoncello” ( bien frío, en vasito de cristal), tiene difícil competencia.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Laura Gil Cruz. Fuente: http://dietlau.blogspot.com.es/