La materia oscura crea a la materia ordinaria

La "particula de dios" tan buscada por los científicos está presente en todo, aunque sea esquiva para nuestra tecnología.

"Los nuevos fenómenos detectados podrían ser evidencia de la largamente buscada materia oscura en el universo, o podría dar origen a una emocionante nueva ciencia", dice Barry Barish, profesor emérito de física cuántica y de física de alta energía en el Instituto de California de Tecnología.

Los investigadores en el Laboratorio del MIT para la Ciencia Nuclear, mediante un Espectrómetro Magnético Alfa (AMS) - un gran detector de partículas montado en el exterior de la Estación Espacial Internacional - que captura los rayos cósmicos entrantes provenientes de toda la galaxia- comienzan a encontrar las características de la materia oscura cuyas colisiones pueden dar lugar a los positrones.

Entre 41 mil millones de eventos de rayos cósmicos - instancias de partículas cósmicas que entran en el detector - los investigadores identificaron 10 millones de electrones y positrones, antipartículas estables de electrones. Los positrones pueden existir en un número relativamente pequeño dentro del flujo de rayos cósmicos.

Casi el 85 por ciento del universo está hecho de materia oscura - la materia que de alguna manera no emite ni refleja luz, y es, por tanto, invisible para los telescopios modernos. Durante décadas, los astrónomos han observado sólo los efectos de la materia oscura, en forma de fuerzas gravitacionales misteriosas que parecen mantener unidos a racimos de galaxias que de otro modo, saldrían despedidas unas de otras.

La Materia Oscura vendría a ser el "pegamento" que mantiene al Universo Unido. Estas observaciones llevaron finalmente a la teoría de que la estabilización proviene de la fuente invisible de masa gravitatoria, o la materia oscura.

De acuerdo con las predicciones teóricas, cuando dos partículas de materia oscura colisionan, se aniquilan, liberando una cierta cantidad de energía que depende de la masa de las partículas originales. Cuando las partículas se aniquilan, producen partículas ordinarias que con el tiempo se descomponen en partículas estables, incluyendo electrones, protones, antiprotones y positrones.

Es decir el prinicipio de lo que conocemos como MATERIA ORDINARIA de lo que todo el Universo Físico está compuesto.

Si resulta que los resultados de la MGA se deben a la materia oscura, el experimento podría establecer que la materia oscura es un nuevo tipo de partícula, elemental concluye Barish.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Brad Hunter