La felicidad está en las pequeñas cosas

"Los mitos de la felicidad", establece que las fases de la vida se encuentran acompañadas por ciertas exigencias a nivel social y cultural.

“Quien no está contento con lo que tiene no estaría contento con lo que le gustaría tener”, citando a Sócrates la experta en psicología positiva Sonja Lyubomirsky introduce su nuevo libro “La mitos de la felicidad”.

La originalidad de esta nueva publicación es el planteo de ciertos lugares comunes sobre los supuestos que se han extendido popularmente acerca de las normas para ser feliz.

Estos clichés no hacen más que sobre exigir a las personas en el cumplimiento de metas absurdas y por lo tanto, irreales y nocivas para alcanzar un estado genuino de bienestar emocional. La Lic. Lyubomirsky define 10 períodos críticos de la vida adulta como las relaciones afectivas, familiares y de pareja; la relación con el dinero y el trabajo; la vocación y el paso del tiempo que incluye en su desarrollo desde problemas de salud hasta el natural envejecimiento que forma parte de la biografía de todos los seres humanos.

Los mitos de la felicidad establece que cada una de estas fases de la vida se encuentran acompañadas por ciertas exigencias a nivel social y cultural que establecen edades en las cuáles se debería contraer matrimonio, tener un hijo, un buen trabajo, alcanzar un salario determinado y aparentar, a pesar del paso natural del tiempo, un permanente estado de juventud cueste lo que cueste. Estos parámetros y exigencias terminan resultando contraproducentes a la hora de alcanzar un estado de felicidad porque además no involucran las situaciones personales que son las que verdaderamente signan los objetivos, los deseos y las necesidades de las personas.

“Básicamente nuestro bienestar no depende de conseguir los objetivos que nos hemos marcado y mantenernos al margen de los grandes problemas, sino que podemos afrontar épocas complicadas de nuestra vida y, sin embargo, ser felices, pero también conseguir tener todo lo que habíamos deseado tener y sentirnos profundamente infelices”, establece la autora. Lyubomirsky sustenta su teoría a través de más de 450 investigaciones desarrolladas sobre el tema, y así determina porqué todavía es un problema para el ser humano alcanzar la felicidad y desprenderse de los mitos que rodean a la misma.

Una de las variables que hoy condicionan el bienestar de las personas es para la autora el rol de los medios, que reproducen pautas sociales tales como “que hay que casarse, tener hijos, una casa perfecta y una buena posición económica”, siendo las normas de la felicidad a nivel masivo. La tesis de los Mitos de la Felicidad plantea que las personas se adaptan rápidamente a todo aquello que se puede considerar “bueno” para incrementar los niveles de felicidad.

Lyubomirsky llama a esta conducta “adaptación hedonística” y no es más que un gran obstáculo para la felicidad y por lo contario, cuando los problemas suceden, la tendencia es sobredimensionarlos y adaptarnos a lo malo. “Nuestras reacciones suelen ser desmesuradas cuando ocurre algo malo, sentimos que nunca más volveremos a ser felices, que nuestra vida tal y como la conocíamos se ha acabado para siempre, pero no es así”, advierte la autora.

Lo importante no es evitar el dolor sino visibilizarlo, enfrentarlo y dirigirlo. Otro de los grandes aporte de este libro, es cómo ha quedado demostrado científicamente que la felicidad no depende de la intensidad sino de la frecuencia de los acontecimientos positivos que suceden en la vida. Es decir, a partir de la generación de mayor cantidad de experiencias reconfortantes el índice de felicidad se incrementa notablemente. Por más pequeños que sean estos acontecimientos, generan mayor bienestar en las personas que un hecho de gran intensidad.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram