La escuela, el escenario que reemplazó al barrio y hoy determina la felicidad en la infancia

La escuela se ha convertido en el sitio elegido por los niños para disfrutar de la recreación y la amistad con sus pares.

A partir de una investigación realizada por UNICEF en Chile sobre el índice de felicidad de la población infantil, se concluyó que la escuela es un escenario prioritario en su nivel de bienestar tanto a nivel individual como en relación con su entorno y sociabilidad.

La investigación titulada “Primera Encuesta Nacional sobre Bienestar Subjetivo Infantil”, realizada de manera conjunta entre UNICEF y la universidades de Desarrollo y de Santiago de Chile, estableció además que el 83% de los niños se encuentra satisfecho con su vida en una evaluación que comprendió 2.572 casos en alumnos de tercer, quinto y séptimo básico del país.

Una de las conclusiones más representativas de los cambios culturales a nivel generacional ante los nuevos desafíos y contextos que enfrenta la infancia de hoy es el rol del barrio como escenario protagonista de la niñez.

Calles, aceras y los mismos umbrales de las casas eran el lugar de juego y recreación predominante para generaciones anteriores pero, en la actualidad ante las situaciones crecientes de inseguridad en la vía pública, los chicos ya no juegan puertas afuera.

Pero si bien esta opción ha desparecido, la escuela se ha convertido en el sitio elegido por los niños para disfrutar de la recreación y la amistad con sus pares.

El Lic. Jaime Alfaro, psicólogo de la Universidad del Desarrollo y uno de los autores del estudio, considera que el desplazamiento del barrio como contexto de juego en la infancia, no necesariamente implica la crianza y desarrollo de niños infelices.

“El barrio prácticamente no existe, y eso es un cambio pero esta nueva forma de vida no necesariamente implica niños infelices sino todo lo contrario“. afirma Alfaro sosteniendo que hoy la escuela es el sitio que nuclea a los chicos como espacio de educación, imaginación y creatividad.

Por otra parte, el estudio estableció que la gran cuenta pendiente por parte del mundo adulto para el incremento de la calidad de vida en la niñez, es la ausencia del ejercicio físico. El 54% de los chicos encuestados manifestaron que no realizan deportes o actividades al aire libre.

El sedentarismo es en sí la variable que disminuyó este índice de felicidad en la infancia, ya que en el resto de los aspectos los niños se sienten plenos en su relación con su familia, escuela y amistades con sus pares.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano