IT, una película no tan terrorífica

O como Andy Muschietti convirtió a esta obra de suspense en una de las películas más lindas del año.


Por Milagros Orlando
@miluorlando
:: Argentina ::

Primero iba a ser Cary Fukunaga, director de la primer temporada de la gran True Detective, él que iba a estar a cargo del desembarco del clásico de Stephen King en la pantalla grande. Y las cosas iban a ser bastantes diferentes... porque mientras Fukunaga buscaba adaptar las partes más oscuras y terroríficas de la obra, el argentino Andy Muschietti, quien finalmente estuvo a cargo del proyecto, logró una película de aventura con pinceladas de terror que arrasó con la taquilla cinematográfica.

No hay dudas que el mayor triunfo de It reside en la nostalgia que impregna en cada escena: las aventuras en bicicleta, los baños en el río, el primer amor y la consolidación de la amistad. Y por supuesto el miedo infantil, aquel del que Pennywise se nutre para cambiar de forma y apoderarse de los chicos de Derry, y el que Muschietti ha sabido exprimir la perfección. Las sensibilidad y hasta el sentido del humor - una palabra que parece no llevarse bien con el género terror- con el que están manejados todos estos sentimientos logran convertirla en una película distinta.

Es verdad que Muschietti se toma algunas licencias y propone algunas alternativas al universo de King, pero el discurso y la fantasía del maestro del suspenso están intactas. El director cambió la época en el que se desarrolla el relato original y ubicó la historia en la década de los 80. Y esta decisión fue una de las más acertadas: es que no solo logró la identificación de casi todos los espectadores, sino que llegó luego del éxito arrasador de Stranger Things y la vuelta a los 80.

Más allá de una dirección de arte impecable, otro de los logros de Muschietti fue la elección de los actores. Sophia Lillis es sin duda uno de los mejores hallazgos de la película, así como también destaca el resto de la pandilla. Un punto aparte merece Finn Wolfhard - conocido por su papel en Stranger Things- que logra descontracturar los momentos más tensos del film. Bill Skarsgard no logra brillar como Pennywise, pero su personaje es bastante aterrador. No hay duda que los niños son los verdaderos protagonistas.

It es uno de los grandes estrenos del año, y hasta el mismísimo King admitió estar encantado con el producto final. Muschietti no defraudó; sin embargo, habrá que esperar hasta el 2019 para ver cómo sigue una de las “mejores adaptaciones de King”.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram