Isha: La revolucionaria de la conciencia

Autora de los libros "La Revolución de la Conciencia I, II" y "III", es la creadora de un método completo de autosanación y expansión de la conciencia. Fácil de aprender y aplicar, opera tanto a nivel físico, emocional, mental, energético y espiritual. Aquí una charla exclusiva con ella.

NOTA ORIGINAL PUBLICADA EN LA REVISTA EL PLANETA URBANO, SECCION PLANETA-X

Revolucionario es todo aquel que forma parte de un cambio en el orden de una cosa u orden establecido.

Isha es una de las guías espirituales más solicitadas y seguidas en toda América latina. Australiana, ex cantante de rock, amante de los caballos, morena y dueña de un look exótico casi místico supo conquistar -con su gran encanto y sabiduría del alma- los más variados públicos del mundo entero, dándole validez a lo que pregona.

A los 28 años una serie de acontecimientos desgraciados cambiaron definitivamente su vida. Perdió absolutamente todo y la desdicha la condujo a una búsqueda espiritual que le revelaría una verdad absoluta: la felicidad es muy frágil si la basamos en lo externo.

Con el tiempo logró crear su propio sistema para el despertar de la conciencia y orientar al ser humano hacia el encuentro con el amor y la iluminación. A través de servicios a la comunidad, Isha ha establecido fundaciones donde comparte gratuitamente su sistema. Las fundaciones se autofinancian, logrando que este sistema llegue a las personas sin recursos, enfermos, presidiarios, discapacitados, niños en alto riesgo y sin familia y también a los que han padecido desastres de cualquier tipo en toda América. Su mensaje es claro: “Cuando nos sanamos a nosotros mismos, traemos paz al mundo”.

Todo parece indicar que estamos frente a un momento clave en la evolución humana. El mundo está en crisis, ¿cómo se puede interpretar todo lo que sucede? ¿La crisis es transformación?

Sentimos que no estamos felices y la pregunta es ¿por qué no lo estamos?, ¿cuál es el motivo? La respuesta es que no nos amamos a nosotros mismos y estamos tratando de llenar una necesidad interna con algo externo; y ésta es la clave del problema. Debemos enfrentar este vacío interno y llenarlo con lo único que puede hacerlo, el amor incondicional. No importa cuánto logremos en el “afuera”, nunca nos alcanzará. Esta sociedad consumista está constantemente tratando de encontrar algo en el afuera que la satisfaga y le otorgue la felicidad. Creo que este momento es muy importante para la humanidad porque estamos reaccionando frente a la crisis, estamos descubriendo cuál es el problema y comenzamos un viaje hacia nosotros mismos que nos conducirá indefectiblemente hacia nuestro propio interior. Tenemos todo dentro nuestro para ser felices, y el proceso en marcha es parte de la expansión de la conciencia.

¿Qué relación existe entre los procesos planetarios, como los cambios climáticos, y la revolución de la conciencia?

El mundo es como el cuerpo humano, cuando removemos toda la basura y comenzamos a enfocarnos en la elevación de la conciencia, retornando a un lugar de unidad, el planeta mismo -como lo hace nuestro cuerpo- se sanará a sí mismo. Será la consecuencia de nuestra propia sanación. Los cambios deben provenir de cada individuo, cada uno de nosotros debe asumir un compromiso con el amor y la expansión de la propia conciencia. Cuando logremos ser conscientes, “ser conciencia de amor”, nos daremos cuenta de que no podemos violar la Tierra. Cada persona debe comenzar a trabajar en sí mismo y el cambio se dará por mayoría.

¿Somos capaces de revertir las profecías que establecen posibilidades de futuros catastróficos?

La realidad en sí misma es energía, es información consciente y la misma puede ser cambiada, re-programada por un cambio de conciencia realizado en nosotros mismos. La realidad es equivalente al nivel de conciencia de los seres que la experimentan. Nosotros mismos estamos creando la realidad que decidimos vivir. Yo no enseño sistemas de creencias, tampoco tengo ninguno, lo único de lo que hablo es sobre la elevación de la conciencia y de la importancia del amor, de la importancia de entrar a vivir en una conciencia de amor. En estos momentos de la humanidad existen muchas profecías, muchas creencias, muchas teorías, pronósticos, ideas y temores que no hacen más que crear divisiones. No son otra cosa que condicionamientos que tienen su origen en el intelecto y en la razón. Por el contrario, la verdad del corazón, la del amor, une y no divide a los seres humanos. El amor incondicional significa, justamente, amar sin condicionamientos. Esto es lo más importante para la humanidad y lo único en lo que los hombres deben trabajar para sanar al mundo es sanarse a sí mismos.

¿Qué aporte hacen usted y su método para hacer este cambio posible?

Estoy trayendo a las personas de vuelta a sus corazones para enseñarles cómo empezar a amarse a sí mismas; a soltar el estrés y a abrir todas las cajas que crea la matriz del intelecto. La mayoría de estos compartimentos están basados en limitaciones, condicionamientos y miedos. Todo esto no es real, no existe, es una ilusión creada por nosotros mismos y que cobra vida en esa matriz que hacemos realidad. Nosotros somos la fuente de todo, necesitamos soltar nuestras ideas y nuestros sistemas de creencias. No quiero darle a nadie un sistema de creencias, solo quiero darles herramientas para que encuentren su propia verdad. Es extremadamente importante basarnos en el descubrirnos de nosotros mismos a través del autoconocimiento. Siento que ya estamos muy llenos de ideas que les pertenecen a otros, necesitamos experiencias puras que nos ayuden a descubrir el potencial que todos tenemos dentro. Como un gigantesco holograma, cada parte posee la información del todo, el amor y la expansión de conciencia son las llaves para acceder a este conocimiento supremo.

¿Qué significa “Isha”?

Isha significa Conciencia Humana Completa y esto es lo que estoy enseñando. Para alcanzar la experiencia divina debemos atravesar por la experiencia humana en toda su plenitud. Debemos alcanzar un grado de conciencia tal, que podamos ver que no hay nada que esté mal. Es parte de la realidad llegar a comprender que todo esto es parte de la experiencia humana.

¿Cuál es su concepto de dualidad y unidad?

Debemos despertar de la ilusión de la dualidad y comprender que todo es parte de un camino hacia la unidad. La dualidad es una experiencia que debe transitarse indefectiblemente para llegar a comprender la unidad y entender que es la meta final para encontrar la paz en este mundo. Una vez que seamos conscientes de que todos somos uno y que también lo somos con lo creado, finalmente dejaremos de destruirnos el uno al otro y también dejaremos de hacerlo con nuestro planeta. Debemos estar abiertos a expandirnos a cada momento, y al hacerlo en una frecuencia de amor, todo cambiará rápidamente. La conciencia es como una habitación sin paredes, una habitación que se agranda y evoluciona en el amor infinitamente, sin limitaciones. Necesitamos estar abiertos y conscientes de que esto es así.

Los gurúes de la nueva conciencia apuntan a que en América latina está sucediendo algo muy especial. ¿Cuál es tu opinión al respecto después de seis años de trabajo en esta parte del mundo?

América latina es catalizador para el despertar espiritual del mundo y esto no lo es por un desplazamiento energético, como muchos creen, sino por su gente. La gente aquí vive en sus propios corazones, son muy emocionales, todo lo hacen a través de la emoción, hasta incluso el más intelectual. Confían en sus emociones, en sus corazones, y yo creo que éste es el secreto. Si este estado emocional va acompañado de un despertar de conciencia, muchas cosas empezarán a revelarse, sin lugar a dudas, en América latina. Yo he enseñado este sistema a miles de personas aquí, como abogados, jueces, médicos, políticos, amas de casa y niños; pero cada uno de ellos tiene esta apertura y esto no se encuentra en tal magnitud en otra parte del mundo.

América latina está asociada a crisis en todos los órdenes. ¿Es parte del proceso?

Sí; y esto hace justamente muy particular a América latina, porque estos cambios son parte de la crisis que provoca el llamado a “volver a casa”. En un sistema fluctuante y lleno de variaciones políticas, económicas y sociales, tú no puedes confiar en lo externo, porque un día eres rico y al día siguiente eres pobre, entonces esto te lleva a desarrollar tu interior, que es lo que te fortifica, te mantiene estable ante los cambios externos. Lo interno, una vez fortalecido, no cambia. Creo que es algo maravilloso. Recuerdo la crisis de 2001 en Argentina, aunque muchos no lo vean así, fue algo muy maravilloso porque les hizo cambiar su propia percepción y les obligó a reconstruir sus vidas de una forma más balanceada. Las crisis son oportunidades únicas de cambio y de despertar de la conciencia.

¿Puede darse un efecto dominó en relación con la revolución de la conciencia?

Existe una sola mente consciente, una sola conciencia, entonces a medida que más gente eleve su propia conciencia se estará elevando el nivel de lo que se llama conciencia colectiva. Cada uno de nosotros, a medida que nos elevamos, llevamos a la humanidad con nosotros, la conducimos un peldaño arriba en la escala evolutiva de la especie. No importa quién haga el trabajo, si tú o yo, el resultado va ser el mismo. Todo está cambiando, evolucionando hacia una nueva conciencia, y se está moviendo muy rápido aunque no lo parezca. El despertar de la conciencia está en los medios, está en las películas, está en todos lados; la nueva conciencia está infiltrándose en todo. Mucha gente influyente, con el poder de transmitir el cambio, está comprometida con la revolución de la conciencia.

Web: www.isha.com

www.larevoluciondelaconciencia.com

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Brad Hunter