Helly Luv, la “Shakira kurda”

La cantante pop que "se la juega", desafiando a ISIS con su música.

Nació como Helen Abdullah el 16 de noviembre de 1988 en el Kurdistán iraní.

Hoy, Helly Luv -nombre artístico- es la sensación POP en Medio Oriente y ya la han bautizado la “Shakira kurda”.

Su último video clip, "Revolution" fue toda una osadía de producción, ya que fue grabado en Khazar, a sólo 2,5 kilómetros de donde se encuentran posiciones de ISIS, desafiándolos en territorio propio.

Luego de este último video, en donde llama al pueblo kurdo a unirse en contra del terrorismo caminando en medio del campo de batalla con tacones dorados, Luv se transformó en la más odiada por ISIS.

“Nací en plena guerra Irán-Irak. Mi familia tuvo que escapar de Saddam Hussein a Turquía. Estuvimos dos semanas mendigando y durmiendo en las calles turcas. Pasamos 9 meses en un campo de refugiados, hasta que nos aceptaron el asilo político en Finlandia”, cuenta Helly.

Su madre fue una guerrillera peshmerga, literalmente "quienes se enfrentan a la muerte" por la libertad de Kurdistán. “Mi madre se hizo guerrillera a los 16 años. Mi padre y mi abuelo también lo fueron. Hay quien piensa en Batman o Superman como superhéroes, pero para mí una superheroína es mi madre”, dijo Luv.

“Aquí estoy bien, aunque a una hora de donde me encuentro está el campo de batalla con el Estado Islámico”, dijo la cantante desde la capital de Kurdistán.

A los 18 años decidió arriesgarlo todo y gastó sus ahorros para irse a Los Angeles a probar suerte.

A punto de darse por vencida, recibió la llamada de Los Da Mystro, productor de Rihanna y Beyoncé; quien, tras escucharla interpretar “I have nothing” de Whitney Houston, le dijo que hiciera su maleta que le pagaría su viaje a Nueva York.

Su primer hit llegó en 2014, con "Risk it all", que causó revuelo y el odio de los fundamentalistas. Una mujer kurda cantando sobre libertad y bailando con una falda corta, fue inaceptable. Allí empezó a recibir las primeras amenazas. “Es un video sobre nuestra libertad. Todos los kurdos tenemos el mismo sueño: la independencia de Kurdistán”. “Ahí llegaron las primeras amenazas de muerte de fundamentalistas, incluyendo llamadas del mulá en la mezquita diciendo quién era yo y que debían matarme por dar mal ejemplo a las jóvenes musulmanas”, contó Helly.

Helley Luv - Revolution

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción